Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 agosto 2007

Me voy pa África!!

CONFIDENTIAL
Ola buenas,
(Buenas)
  
Soy el jefe de cuentas y del departamento de intervencion de este banco con el numbre …..
BANK OF AFRICA aki en mi pais BURKINA FASO WEST AFRICA  me daa la guana contectar y envitar te despues de un pensamiento cuidadoso que puedes ser capaz de manejando esta transaccion de negocio que explique
abajo;
(Vamos a ver….vamos a ver. Un pensamiento cuidadoso que es lo que es exactamente?, porque yo me apunto a un bombardeo, pero ya te aviso que tecnológicamente hablando soy pelín lerda, así que las palabras manejar, transacción y negocio juntas…. no sé yo….)
  
  En mi departamento descubirmus una suma abandonada de los dolares de $19.3 (los diesinueve milliones tresicentos mil dolares ) en una cuenta que pertenece a una de nuestro cliente extranjero que murio junto con su familia entera en 2002 en un desploma de plano.
(Cuanto lo siento por ese pobre hombre, pero de qué haceis los planos en tu pais? de hormigón armado?. Bueno, el muerto al hoyo y el vivo al dinero, diesinueve milliones?? eso es un pico, y eso solo en tu departamento…..)
  
  Desde que conseguimus la informacion sobre su muerte,hemos estado esperando que su siguiente de paretescos vinieran encima ydemandar su dinero porque no puedemus lanzarlo a menos que alquien solicite el tan
despues de parentescos o de la relacion a los difuntos segun lo indicado en nuestra pautas de las actividades bancarias pero desafortunadamente aprendimos que su supuesto de parentescos…..su hijo y esposa murio
despues al cstado  con el en el desploma de plano que no dejaba a nadie detras para la demanda.
(¡¡como se las gasta el plano!!, mujer e hijo tambien)
  
  Esta por lon tanto sobre este decubrimiento que yo y otras funcionarios en mi departamento ahora decidian ahacerte esta oferta del negocio y lanzar el dinero a ti como siguiente de los parentescos ,desamus
presentarte como su compagnero de business ,a los difuntos para la seguridad y el desembolso subsecuente puestos que nadie esta viniendo para el y
nosotros no quisieran que este dinero entrara el hacienda del banco.

(Vosotros lo que sois es tontos directamente. Y me habeis elegido a mi? ¡Me siento halagada! ¿Y como dices que me lo lanzas?, el dinero digo)
   
  Con la ayuda de las reglas y de las regulaciones del este banco un ciudadano de este pais no puede demandar este dinero porque era el dinero de un extranjero que murio.                                                                                             (Lo que yo te diga, tontos)
  
  Convenimos que el 30 porcentage este dinero estara para ti como socio extranjero,el 10 porcentage sera puestos a un lado para los costos incuriridos en durante el negocioy el 60 porcentage estariar para mi y mis colegas.Despues yo y mis colegas visiten tu pais para el desemboso segun los porcentajes indicados.
(Rectifico, rectifico, listos. Más que listos, listillos).
  
  Para hacer una transferencia inmediata de este fondo en tu cuenta me debo darte todas las direcciones requeridas y las informaciones que permitiran se applicacanal banco como siguiente de parentescos.Y promete ensamblar con ti,y te doy todo el suport completo,pues cualquier atomo
del miedo mientras que vamus para este negocio.
(Átomo de miedo?…. átomo de miedo?… creo que no tengo)
  
  Espero que me entras en contacto con inmidietamente tan pronto como resibas esta letra y envies to foto para que sepa con quien estoy tratando.Alli es quando te mando carte y forma de uso.que llenaras y envieras
ai banco.Me dan tus numeros del telefono y de fax facil conmunicacion.
(Ah!!, pero que todavía no sabes con quien estas tratando??, pues yo te lo digo, con una que no te va a mandar nada de nada a menos que el 60 sea para mi y el 30 pa ti y tus compinches. Y si no lo hacemos así, al muerto vas).
  
  Atentamente,

  ABMOS Ziry.
  Departamento de intervencion y Cuentas.
  BANK OF AFRICA(BOA BF).
  00226 7801 8819

(Pues eso)

Read Full Post »

No coment

Me he partido el pecho con la entrada de Náufrago, como siempre, pero no he podido comentar.

A Jovekovic le he mandado el comentario vía mail.

Menos mal que Desesperada está a tope de curro y aun no postea, porque no le puedo comentar.

Escucho música fantástica que nos pone Viguetana, pero no puedo comentar.

Quiero unirme a la rabia que hay en Adicta al jaque mate pero no puedo comentar.

Lo mismo me pasa en el de Eifonso Lagares, que por el momento se lleva la palma, porque ni pude en el de Grecia, ni en el de Umbral, ni en ese mapita d velocidades que ha puesto hoy. No puedo comentar.

Me gustaría saber qué puñetas pasa en Blogger, que me priva, segun le dé, de comentar en algunos blogs. Esto ya pasa de castaño a oscuro. ¿Alguien tiene problemas para comentar en algun blog? ¿En cual?

Read Full Post »

Sorpresas y sospechas

Debían pasar unos minutos de las seis de la tarde cuando, en compañía de Boss, dejaba escapar mi tiempo en la sección de ordenadores. Las hadas, previo permiso, escuchaban música no lejos de allí. Tan absortos estábamos en nuestra insólita tarea, que no repamos en que todo el mundo abandonaba el centro, hasta que un encargado, alarmado pero tranquilo, nos dió la consigna: “Abandonar inmediatamente el centro comercial”.
La amenaza de bomba  no se hizo fuerte en mi mente, más bien desapareció de golpe, tal como había llegado, para dar paso a un único pensamiento: encontrar a las hadas y salir de allí.
Hubo muchas cosas que me sorprendieron ayer por la tarde, pero entre ellas no estaba mi reacción. Mi frialdad ante situaciones que se podrían denominar angustiosas o adversas volvió a ponerse de manifiesto.
Decía que me sorprendieron varias cosas, algunas de manera grata, como la buena combinación de celeridad y orden en la salida de emergencia, al menos por la que nosotros salimos, y la paciencia de los conductores, atónitos ante la marabunta de gente se les echó encima, cortando el tráfico.
Pero tambien hubo sorpresas no tan gratas, como comprobar que, tras abandonar el centro, la gente se quedaba a escasos metros para comtemplar el desenlace. A medida que nos alejábamos de allí, más gente se acercaba para ver qué pasaba, sin que ningun policía u otra fuerza de seguridad se lo impidiese. En ningun momento se cortó la calle al tráfico, pasando los coches a unos metros del edificio.
Hoy me siguen sorprendiendo cosas, como que no haya ninguna reseña al incidente en el periódico referente en Vigo, el Faro, al menos en su edición digital, ni en ningun otro, salvo el Correo Gallego.
Cuando estuvimos lo suficientemente lejos paramos a tomar unos refrescos, y en la conversación salió a relucir que una de las hadas se había dejado un bolsito con sus cosas en el carro abandonado en el desalojo. No teníamos plan previsto para las horas siguientes, así que decidimos quedarnos en Vigo hasta saber si podríamos volver a recoger lo abandonado. Pasados unos cuarenta y cinco minutos, decidimos acercarnos hasta la rotonda, donde confluyen la calle en la que estábamos con la calle donde está el centro comercial, y ver desde allí como seguía el asunto. Nos sorprendió de nuevo comprobar que en esa calle se respiraba absoluta normalidad. Nada, nada, indicaba otra cosa que no fuera rutina. Nos fuimos acercando para comprobar que el centro estaba de nuevo con su ajetreo  habitual y no salíamos del asombro.
Pero hubo un detalle que ha sido el que más nos ha llamado la atención, y que lo seguirá haciendo, visto que no encontramos explicación lógica al respecto. La primera vez que entramos al centro comercial vimos algo que no suele estar. Dos casetas, como las que se ponen en las elecciones para garantizar la privacidad del voto, pero de mayores dimensiones, estaban flanqueando una columna que hay nada más cruzar las puertas de entrada. Tapadas completamente por una lona metalizada, tan solo en uno de sus lados había unos ventanucos rectangulares de cristales tintados, pero tras lo que se adivinaban sendas cámaras de grandes objetivos, moviéndose de lado a lado como recogiendo el movimiento del hall del centro. Algo no habitual, pero tampoco anormal, si no fuera porque cuando volvimos a entrar, tras el desalojo, no había rastro de ellas. En apenas una hora, mientras se supone que el centro está vacío y amenazado, desaparecieron dos casetas de unos dos metros de altura y un perímetro de unos cuatro o cinco metros cada una, de estructura metálica, más todo lo que pudiera haber en su interior.
Definitivamente sospechoso.

Read Full Post »

Placer con mayúsculas

Siempre pensé que yo era un bicho raro en cuanto a mi relación con los libros. Alguna vez he contado por aquí mi angustia porque tuve “atrapado” al protagonista de  Todos los nombres, de José Saramago, una noche entera en un cementerio. Con el tiempo, he conocido a gente que tienes tantas o más manías que yo, que tengo unas cuantas, así que esta entrada ya no me parece tan descabellada.

 Ayer Banderas me dejó un comentario muy bonito del que copio esto:  Cuando leo un libro me sumerjo en su interior y desaparezco de éste mundo….. Y es que me sucede lo mismo. Hay una sensación que me provocan ciertos libros, y que me gusta por encima de todas, y es aquella que siento al levantar la vista del libro y no reconocer durante unos segundos donde estoy, porque asimilé como real el escenario del relato. Descubrir de pronto mi habitación, o la playa, o el lugar donde quiera que me encuentre, me produce un suave y placentero mazazo en los sentidos.

Y hoy he descubierto gracias a una visita, un nuevo blog, Planeta imaginario, que me ha gustado mucho, y la última entrada me ha hecho recordar, sino mi primer libro, sí el primero del que tengo conciencia de haber leído. Y no consigo recordar cual es. Solo recuerdo que no pude terminarlo, pues habiéndolo leído durante mi estancia en casa de una amiga, me tuve que ir antes de acabarlo, con lo que, no siendo suyo sino prestado, no pudo dejármelo.

Recuerdo que era un diario de una chica, pero ni título ni ningun detalle que pueda darme alguna pista. Alguna vez se me ha pasado por la cabeza que pudiera ser el diario de Anna Frank, pero nunca me ha dado por comprobarlo. Tal vez un día de estos me ponga a ello.

Read Full Post »

Lunes

Un lunes más, de una semana más, de una misma vida.

Hace tiempo que mi tiempo no tiene muchas diferencias. Todo se limita a intentar hacer las mismas cosas de manera distinta. Y cuando me doy cuenta de ello me entra la angustia. Me desespero porque soy consciente de que la vida es corta y veo que no me dará tiempo de hacer todo lo que quiero hacer.

Mi vida me satisface, pero a la vez me es insuficiente. Quisisera vivir mil vidas distintas y todas en esta. Me encanta ser la madre de familia que soy, pero me gustaría ser al mismo tiempo un pendón desorejado, y una escritora bohemia, y una mujer de negocios, y una deportista aventurera, y misionera en el otro lado del mundo, y la loca de la esquina……

En fin, me voy a la compra.

Read Full Post »

¡Habelas hailas carallo!

Ayer, durante casi todo el día, worpress no me dejó acceder a mi página de administración, y creo que tampoco pudieron entrar los lectores, porque tuve la friolera de…….¡¡23 visitas!!.

Hace tres días que no sé nada de Jovekovic, porque no se puede acceder a su blog.

Y hoy, para rematar, no puedo comentarle a Banderas, porque, aunque pongo comentario y nombre, simplemente no hay donde pinchar para enviar, jajajaja.

Creo que algunos blogs están conspirando contra mi, por no tomarme vacaciones, grrrrrrrrrrrrrrr.

PD: En el de Náufrago me sucede lo mismo que en el de Banderas, más grrrrrr.

21.40 h, PD2: Tampoco a Viguetana

Read Full Post »

Más premios

 

Hace unos días, una pareja de nuevos amigos, Hariel y Amiantum, que administran a medias el blog La mente chillona  me concedieron un nuevo Thinking Blogger Award. Desde aquí se lo agradezco infinitamente, pero si me lo permiten no seguiré las reglas de darlo a cinco más, sencillamente porque en las veces anteriores que lo he recibido ya lo he repartido entre casi todos mis lectores.

Y esta mañana, mi admirado Banderas, me ha dado uno de sus premios al blog solidario,

, y aunque siempre hace ilusión recibir uno de estos premios, me han parecido mejor premio sus palabras.

No pone reglas, por lo tanto  no sé entre cuantos lo tengo que repartir, así que me las invento y regalo los que quiera, jajajajja, osea, dos. Mis premiadas son: 

Adicta al jaque mate, usease Susana, por su solidaridad para conmigo en un momento de mi vida.

Mi burbuja transparente, porque alguien con la sensibilidad de Belén, con su profesión y con su dedicación a ella, se merece todos los premios del mundo.

Read Full Post »

Cándido

Se llama Cándido. Debe tener unos 82 u 83 años. Cada mañana, verano e invierno, le ves llegar con su carretilla cargada, tras haber ido al monte a por leña.

Su boina, su sempiterno cigarro en la comisura de los labios y un perrillo que siempre le acompaña. Dicen que a lo largo de su vida ha sido un hijo de puta, que tenía a su familia atemorizada. Ahora, solo da pena.

Soltero y con alguna deficiencia, no diagnosticada por médicos, sino por habladurías aldeanas, vive con su hermana y cuñado. Ella, sin ser mala gente, tampoco es una santa. Él es, simplemente, un gilipollas con frustradas aspiraciones políticas.

Cándido, a priori, parece fácil de manejar. Cada mañana, salvo los domingos, sale al monte a por leña para la calefacción, con su carretilla y su sierra manual. Regresa antes de que apriete el calor y, a lo largo del día, su ocupación es serrar esa leña y dejarla del tamaño adecuado para caber en la caldera. Eso sí, si llega su cuñado con el coche, debe salir corriendo, al primer toque de bocina, a abrirle el portal, para que el “señor” no tenga que bajarse del coche.

Los domingos le ponen ropa límpia, le dan dos o tres euros y el día libre. El tabaco se lo compran y administran ellos. Si alguien le invita a un vinillo en la taberna, sumado a los que se toma él con su paga, ya la hemos liado, porque se emborracha y se mea encima. Entonces oyes los gritos de las broncas cuando, tras alguna excursión, regresan su hermana y cuñado. Algunas veces he oido que le han dado alguna paliza, y que eso se sabe porque los días posteriores a ella no se ve a Cándido, no sale a por la leña, ni anda por la plaza del pueblo. Tambien he oído que se las merece, porque de joven más ha dado él.

Todo son habladurías, ciertas o no. Y aunque soy de las que piensan que una vida ociosa es lo peor para cuerpo y mente, no puedo evitar sentir pena de Cándido. 

Read Full Post »

Un señor de bandera

Hace unos meses me metí en este mundo sin apenas conocerlo, y sin saber nada de lo que por aquí se cocía. Desde que ando por aquí, todo lo que me he topado, es más que bueno.

Hay blogs para parar cien trenes, y yo he tenido la suerte de topar un grupo de lo más apañado, con gente con pensamientos que valen su peso en oro, con una gracia que no se puede aguantar, con tanto talento que llegaran lejos, muy lejos, con una sensibilidad que traspasa cualquier pantalla……

Aparte de estos hay más, muchos más, que me hacen creer que las personas cabales todavía existen, que no está todo perdido, y que todavía quedan muchas gentes de bien.

La blogosfera me ha dado más de una satisfacción, no voy a negarlo, pero siempre me sorprende algo nuevo.

Hace poco dejé un comentario más, en una entrada más, de alguien que se iba de vacaciones. Y ahí quedó colgado mi comentario, del que no volví a acordarme, como de otros tantos. Pero el alguien que se iba de vacaciones se lo llevó en la maleta, y lo transformó en algo palpable, algo que se trajo consigo y que me ha enviado por correo.

Ayer lo he recibido y hoy tengo el gusto de enseñaros. No es más que un boli, un precioso boli, pero un boli traido por alguien a quien ya admiraba y que ha conseguido que lo admire más aun, porque tomarse una molestia, por pequeña que sea, por alguien que no conoces, para mi es más que significativo.

Gracias Banderas

Read Full Post »

  Reunidos en este, mi blog, el día 22 a las 08.00 horas, las personas (1) que a continuación se detallan: Nombre D.N.I. Dirección

1.-Vitruvia, dni (a ti te lo voy a decir), dirección…. Word Press

2.-Su sombra, dni (no tiene), dirección…………… al ladito

3.-Su pensamiento, dni (tres cuartos de lo mismo), dirección….ahhhh?....   

Acuerdan: 

Constituir una blog al amparo de la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Escribir Lo Que Le Salga De AMismo, (usease de la cabeciña), que se denominará…Xuntaletras 

Aprobar los estatutos por los que se va a regir la entidad, que fueron leídos en este mismo acto y aprobados por unanimidad de los reunidos. 

Designar a la Junta Directiva de la entidad, cuya composición es la siguiente: 

Presidente: Vitruvia 

Vicepresidente: Su pensamiento 

Secretaria: Su sombra 

Vocales (los que procedan según Estatutos). 

Y sin más asuntos que tratar se levanta la sesión, siendo las 08.01 horas del día de la fecha.  

1.- Fdo.                      2.- Fdo.                                 3.Fdo.   

Vitruvia                       Pensamiento                           Sombra

.

PD: Tras la huelga iniciada ayer, y en vista de que algún lector se puso chulito, me he visto en la obligación de hacer las cosas bien hechas.

PD 2: Voy a repasar los estatutos que acabamos de aprobar, para comprobar si me está permitido mostrarlos. En caso de que esto fuera posible, mañana serán de acceso general, sobre todo para uno.

Read Full Post »

Huelga

Hoy no escribo nada, he decidido ponerme en huelga, porque es mi blog y porque he decidido que puedo hacerlo.  La huelga seguirá hasta que correos funcione correctamente, grrrrr.

PD: Lo de correos lo puse en un momento de calentón, jajajja, así que no lo tengais en cuenta, porque de ser así no podría postear más.

Read Full Post »

En la blogosfera casi todo está dicho, pero hay maneras y maneras de contar las cosas. Yo, por mi parte, hoy, he decidido, al igual que Banderas, atreverme con el estilo de un verdadero gurú para todos aquellos que le conocemos. Así que, ahí van mis notas, al más puro estilo Jovekovic:

1- Cada día me gusta más madrugar. Abrir la ventana y escuchar el silencio de las calles es algo que me fascina. Es un silencio diferente a cualquier otro.

2- Se ha ido la suegra y la vida sigue, y sigue mejor que antes todavía. En fin, que dios se apiade de mi cuñada, puesto que su casa es la siguiente parada en el periplo vacacional de la buena mujer.

 3- Me han traído una ensaimada mallorquina, bueno, a mi no, a las hadas. Hay que ver con qué facilidad, una mequetrefe de cuatro años, se mete en el bolsillo a la gente, tanto, que les hace encargar una ensaimada.

4- Conozco a una señora que no sabe leer, y más allá de darme pena, que lo hace, me encanta su desenvoltura y su adaptación a una vida a “ciegas”. Y me fascina su picaresca a la hora de disimular su “secreto” y el buen humor que pone en ello.

5- No sé qué puñetas pondré hoy de comida. Es un rompedero de cabeza continuo. Terminas de comer y ya has de pensar, o bien en la cena, o bien en la comida del día siguiente. Y luego hablan de estress los ejecutivos, ¡já!.

6- Acabo de darme cuenta de que el señor James Joyce postea de manera parecida. Sí señor, ¡viva el batiburrillo!.

7- Ya no echo de menos la cocacola, creo que he superado mi adicción, lo malo es que me ha dado por la birra. Eso sí, la alterno con agua.

8- Tengo que acordarme de llamar a Madrid. Tengo un primo de vacaciones en Cancún y ayer escuché que están evacuando a todos los turistas españoles. Tambien es mala suerte, o no, porque tienen pasta para repetir el viaje cuando quieran. De todos modos tengo que llamar a su madre.

9- Hoy en día ya nadie quiere nada sin conocer su procedencia, y creo que es fruto del miedo a “coger” alguna enfermedad o vete a saber qué. Por suerte para mi. Ayer tarde, llegando al náutico de Vigo, me di cuenta de que se me había caído la chaqueta que llevaba colgada en el bolso. Boss se dispuso a deshacer lo andado, no ya por la chaqueta en sí, sino para evitarme una tarde de frío. La encontró a tres calles de allí, por donde habíamos pasado y seguía tal cual se me cayó. En tiempos de menos desconfianza me hubiera muerto de frío.

10- Creo que es suficiente por hoy. Releo las notas y me doy cuenta de que no hay nada como el original, y menos estas, que no pasan de imitación patatera y cutre. Me siento como un Dolce & Gabbana de los que hay en el suelo de la Gran Vía viguesa. 

Read Full Post »

Pequeñas joyas

….La aurora, que sólo tenía apoyado uno de sus rosados dedos en aquel rincón del orbe, se atrevió a alargar toda la manecita, y un resplandor alegre, puro, bañó las rocas pizarrosas, haciéndolas rebrillar cual bruñida plancha de acero, y entró en el cuarto del capellán, comiéndose la luz amarilla de los cirios…….

Estoy leyendo Los pazos de Ulloa, de doña Emilia Pardo Bazán, y este párrafo me ha dejado tan enamorada que no me he podido resistir a compartirlo.

Besitos a los que seguís por aquí, jajajaj, y no habeis huido de vacaciones.

Read Full Post »

Cambios

Hacía ya un tiempo que venía notando en él que ya no era el mismo. Le notaba cansado, demacrado. Su aspecto me decía que ya no quería seguir, que estaba harto, que se le había agotado la batería definitivamente. Yo me resistía a creerlo. Aun le necesitaba a mi lado. Pero hay determinadas cosas en esta vida que no podemos, ni debemos, retrasar. Así que tuve que asumir que había llegado la hora. Mi queridísimo Siemens M55 ya no daba para más.

Fue una decisión dura. Reemplazarle no me sería fácil. No habría ninguno que le llegara a la suela de los zapatos en cuanto a nuestro entendimiento mutuo. Pero tuve que hacerlo. Me fui a Vodafone y pedí un catálogo para escoger un nuevo compañero de fatigas, y de paso, dejar atrás ese otro mar de problemas llamado Orange.

Ojeé y ojeé durante días. Siempre me han dado miedo los cambios. Tras mirar en internet las fichas técnicas de los que estaban a mi alcance, me decidí por este, un Sony Ericsson Z310i, (que por cierto, ahora lo publicita Orange por casi la mitad de lo que yo pagué, así que se llenaran las calles de él, grrrrrrr).

Pues bien, me lo compré el 19 del mes pasado. Y hace quince días que viene fallando. Dejemos la parte poética. Cuando le sale de las narices no funcionan, ni las melodías ni la vibración, por lo que ya me he quedado alguna vez dormida. La batería, lejos de durar las 150 horas en reposo que marca la ficha técnica, solo dura unos dos días y medio o tres.

Con todo esto, el lunes me fui a la tienda a que me lo cambiaran, y esta fue nuestra conversación:

YO: Hola, mira que me he comprado este teléfono hace menos de un mes y no funciona bien. Las melodías no suenan, por lo que si me llaman o pongo la alarma no me entero. 

ELLA: ¿Cuanto tiempo hace que no lo apagas?

YO: No lo he apagado nunca, tengo la manía de tener el móvil encendido.

ELLA: Es que es bueno apagarlo de vez en cuando, dime el pin que lo apago un momento.

YO: ****. Nunca había oido yo eso. De echo, llevo muchos años con diferentes móviles y jamás he necesitado apagarlos.

ELLA: Ya, es que la gente no lo sabe, pero es bueno para el móvil hacerlo.

(Mientras hablábamos encendió el móvil, y voilá, funciona todo). 

YO: Mira, lo de la batería. Es que ni de lejos dura lo que pone la ficha.

ELLA: Ya, bueno, es que las fichas a veces no son exactas. Y este modelo es así, todo el mundo se queja de lo mismo, porque le dura la batería muy poquito. Ya funciona todo , ves?. Solo has de apagarlo de vez en cuando, solo eso, apagar y encender.

Me vine para casa con cara de gilipollas. Esto fue el lunes, y creí que se refería a un “de vez en cuando” más tardío, pero esta mañana  no me ha sonado el despertador. He cogida al puñetero y lo he apagado y encendido. Y qué creeis que pasó??………. Pues que funcionaba todo de nuevo.

Alguna vez os habían dicho que hay que apagar los móviles de vez en cuando para que funcionen correctamente?. Por favor, decidme que sí o me da un telele.

Read Full Post »

Divina locura

Ayer tarde tuve que ir a un pueblo cercano a Redondela llamado Arcade (para los no gallegos, el reino de las ostras), y que está a unos 9 km.

Me fui en el bus de las seis, hice mis recados y terminé a las seis y media. Hasta las 7.37 no tenía bus de vuelta, por lo que decidí darme un capricho.

En un segundo, en el mismo instante que salía por la puerta de la tienda y viendo ante mi una larga calle, sin pensarlo, y al mismo tiempo sin parar de pensar, calculando tiempos y consecuencias, decidí venirme andando.

Sin parar de caminar, me até el chubasquero a la cintura, me arremangué la camiseta, y sentí una voluntad firme de ganarle al autobus, jajajajajjaja. Lo sé, estoy un pelín pallá.

Puse el cronómetro del móvil en marcha, y cogí un ritmo alto, pero cómodo para mi. En esas pensaba en Boss, que al llegar a casa me mataría, jajajajaj, porque le da rabia que me castigue a mi misma con estas locuras que me dan. Pero la necesidad de hacerlo podía conmigo.

Al salir ya del pueblo y empezar a caminar por el arcén de la carretera pensé en dejarlo, porque los coches iban a velocidades espantosas, o a mi me lo parecía, incluso un camión casi me tira por la fuerza del rebufo que produjo al pasar a mi lado. Pero había de caminar hasta la siguiente parada del bus, osea unos kilómetros, durante los cuales se diluyeron mis ganas de abandonar.

Me gustaría tener un coche para no tener que ir andando a todas partes, me refiero a la compra, a recados varios…. Pero andar me gusta, me encanta, no sé si me explico. Lo de ayer me fascina. Tener el tiempo y el camino por delante para andar sin tener que pararme, para dejar fluir mis pensamientos al ritmo de mis pasos, es algo que me renueva.

Yendo por el arcén decidí contar cien coches y ver cuantos conductores llevaban el cinturón de seguridad puesto. Y me sorprendió la estadística. Tan solo el número 34 iba sin cinturón, osea, un 1%. El número 101 tambien iba sin el, pero tenía que contar otros cien y pasé, jajajajja.

Decidí admirar la Ría, con su cielo encapotado, gris. A esas alturas de caminata llevaba ya 45 minutos andando, empecé a notar que mis bambas no eran adecuadas para mi locura, y me sentí Alonso, jajajaj, buscando el lado límpio del arcén, cuando no venían coches, para evitar las arenillas del suelo.

Tuve dos bajones. Uno a la hora de encarar una cuesta importante en la entrada a Cesantes, pero clavé la vista en el suelo, pensando sólo en dar un paso más, evitando mirar la pendiente. Siempre hago ese ejercicio en todas las situaciones difíciles de mi vida. Metas pequeñas. Una tras otra. Sólo así se llega al final.

El otro bajón fué cuando, casi entrando en Redondela, vi pasar el autobús. Ya no podía, si quisiera, pararme en la siguiente parada. Y cuando el placer se convierte en obligación me produce angustia. No me hagais caso, ya sé que fui yo la que decidí hacerlo, pero yo me entiendo.

Total, que llegué tras una hora y treintaytres minutos a mi casa (un segundo sin ascensor, jajajajaja) sin haber bajado el ritmo ni un segundo, dolorida pero feliz. Me metí en la ducha y me fui a la compra con Boss, con el que ya había hablado por teléfono para contarle la aventurita, y en el que noté admiración por ver que el paso del tiempo no puede con mi divina locura.

Read Full Post »

Vitruvia´s palace

Hoy no sé que escribir. Llevo un rato blogueando por si encuentro inspiración, pero nada, no se me ocurre nada. Bueno, nada digno de ser escrito, porque ocurrir, lo que se dice ocurrir, se me ocurren mil tonterias, pero siento que se quedarían en eso, en tonterías.

Primero pensaba despotricar contra un blog en el que me encontré, sin previo aviso ni permiso, con una entrada mía, gracias a que el ordenador me avisa de quien me enlaza, pero tras leer su respuesta a mi comentario ya no puedo hacerlo.

Entonces he decidido empezar a escribir sobre nada en concreto, porque a las ocho, me puse de hora límite las nueve para levantarme del ordenador, y ya son y cinco y aquí sigo.

Despues de tres días de abandono de hogar (el sábado todo el día en la playa, incluyendo comida, el domingo todo el día a Santiago y ayer en casa de mi madre) esta casa está que parece una pocilga, y no creais que es una licencia poética, jajajajaj, es que literalmente está hecha un asco, con ropa por todas partes, fruto de las prisas, sin barrer ni fregar…. Además se le ha añadido el cuarto oscuro, que es un cuarto que ya existía, pero que tenía como función ser la habitación de mi mayor. Desde que la suegra se ha metido en él, las niñas lo han rebautizado como el cuarto oscuro, jajajajaja, porque mi suegra apenas sale de él. La mayor duerme mientras en la sala, lo que provoca más caos aun.

Pues eso, que me voy a ello, aprovechando que el día está pocho y no tengo ningun plan, a priori, para hoy.

¡A dios pongo por testigo que jamás volverá a tener este aspecto!.

Read Full Post »

En verdad que gran dolor me aflige al comunicaros que un día más he de privaros de mi sublime don de la palabra, o mejor dicho, de la letra (jajajajajajajajaja, baja Modesto, que sube Vitruvia), pues toda mi atención es reclamada por menesteres……….. como decíroslo?, impropios de mi linaje.

Sabed vuesas mercedes, que terrible cruzada me aguarda hoy en las cercanas tierras donde fui feliz doncella. Hoy, cual hormiga facendosa, he de empuñar el hacha, ya que es menester aprovisionar de leña los cobertizos de mis bienamados progenitores, y auyentar así los terribles rigores del venidero invierno.

Me place pues, para vuestro regocijo, mostraros unos retratos traidos ayer, desde esa tan noble capital, que es nuestra, Santiago de Compostela, y en la que, ¡vive dios!, encontrareis viva imagen de la que firma.

Read Full Post »

Volver…..

Hoy es el día. Vuelvo a Santiago.

Read Full Post »

Sábado aciago

Hoy me he levantado más temprano de lo normal para ser un sábado. Tengo muchos planes y muchas espectativas puestas en el día de hoy.

Pero las cosas nunca son como las planeas, nunca, y tras refrescarme la cara, he encendido mi ordenador. Y ahí estaba, escondido entre mi correo. 

No reconocía el remitente y mi curiosidad me frenó de enviarlo a la papelera. Y lo leí y pensé que alguien se había equivocado. No podía ser para mi, no tenía sentido. Pero terca como una mula lo releí, y entonces lo reconocí, y el dolor que me provocó la incoherencia de aquellas palabras, con respecto a una actitud mía, fue tremendo, tanto, que sigo llorando.

Soy leal y no daré su nombre, pero en este blog vierto cada día mis sentimientos, y hoy estoy profundamente triste, más allá de las lágrimas, que intentaré detenerlas en cuanto termine de redactar este post, no dejaré que la blogosfera le joda la playa a mis hadas.

Pero, a partir de hoy, hay un antes y un despues en mi vida virtual. Me pensaré muy mucho lo que comento, porque no quiero volver a dañar con mis palabras, aunque defenderá hasta la muerte mi inocencia. Sé que esta actitud me hará perder frescura, que ya no será tan yo, pero no pienso volver a llevarme un palo como el de hoy. Jamás.

Que tengais buen sádabo.

Read Full Post »

Hay un anuncio que sale de cuando en vez en la tele, que hace propaganda de un frigorífico fantástico, enorme y con un sistema que denominan “no frost”, si no me equivoco. El sistema en cuestión sirve para que el frigorífico no acumule el tan odiado, al menos por mi, hielo en las paredes del congelador. Lo malo de este aparatito es su precio, una cantidad de euros que no recuerdo exactamente, pero que es elevadísima.

Pues bien, cada vez que veo el anuncio de marras, llego a la misma conclusión. Las que tenemos que descongelar nuestras neveras para limpiarlas de hielo no tenemos poder adquisitivo para comprarlas, y las que sí se la pueden comprar, son mujeres que tienen pasta para el bicho y para tener asistenta, por lo que a ellas les da igual que la neverita tenga o no “no frost”. Aunque me queda el consuelo de saber que al menos habrá por ahí alguna asistenta que tenga la suerte de no tener que limpiar congeladores.

En este mundo hay cincuentamil cosas al revés. Y sinó, aparte del ejemplo de la nevera, está el de los bancos. O como se explica que a los que tienen dinero el banco no les pone pegas para un crédito, y a los que no tienen dinero, que son los que realmente los necesitan, les ponen mil trabas. O que les hagan regalos a ellos, a los que ya tienen pasta, para atraerlos. Si tienes dinero y te puedes comprar lo que quieras, no hace falta que te molestes, el banco te lo da.

Total, que quería contaros mi experiencia como asistenta, y al final me se ha ido la olla, jajajajaj, y como ya me he puesto de mal humor, pues eso, que no escribo más. Además ando metida en un concurso de fotografía y tengo que irme porque ahora mismo hay la luz adecuada y la marea perfecta para la foto que ando buscando.

¡Ea!.

Read Full Post »

De momento, sin título

  Se tocó la frente con la mano derecha, con la intención de mitigar así los martillazos incesantes que resonaban en su cabeza, pero resultó un gesto inútil. Las frases escupidas el día anterior compartían espacio con su jaqueca. Ecos irritantes, mezclados con sopor. Fijó la mirada en un punto inconcreto del techo de su dormitorio. Sin poder evitarlo, su mente repasaba, una y otra vez,  la conversación mantenida, pero el orden que seguía era aleatorio, y los fragmentos se atropellaban unos a otros. Se revolvió incómoda en la cama, hasta adoptar una postura fetal que pudiera aliviarla de su dolor. Pero el dolor no disminuía, incluso creyó que crecía, a medida que pasaban los segundos. Cada uno de ellos se arrastraba pesadamente, recordándole que Jorge se había ido. Cada uno de ellos era la certificación de que aquello no era un mal sueño.

La luz del día consiguió colarse por las rendijas de la persiana mal bajada la noche anterior. ¡Qué lejos se le antojaba la noche anterior!  Apenas diez horas que parecían diez años. Diez horas interminables, con el oído agudizado intentando encontrar, entre sollozo y sollozo, un lejano chasquido de llaves en la puerta. Pero el silencio no lo interrumpía nada más que su llanto. Diez horas dan para descubrir muchas clases de llanto. 

Se sentía incapaz de levantarse de la cama, pero las necesidades fisiológicas no entienden de desengaños amorosos. Le daba miedo enfrentarse al espejo del cuarto de baño. Sabía con toda seguridad que la imagen que en él se reflejase no haría más que aumentar su angustia. Rodeó la cama con desgana, siguiendo a sus pies. El baño estaba a solo unos pasos. Evitó encender la luz gracias a que conocía el territorio, y así retrasó por un instante la certificación de su desdicha reflejada en el espejo. Después de aliviar su vejiga se refrescó la cara. Sus manos recorrieron su rostro hinchado por el llanto, casi desfigurado, y comenzó a llorar de nuevo. Pausadamente primero, con vehemencia después. Vehemencia que le recordó su jaqueca.

Salió del baño y  fue en busca de algún analgésico que Jorge hubiera dejado. Era de las cosas que más le molestaban de él, su eterna manía de arrasar con los calmantes y no avisar de ello. Con los calmantes y con lo que fuese. Debía pensar que las cosas llegaban solitas al lugar que les habían asignado en la despensa. Jamás reponía nada. Buscó en su bolso alguna pastilla, y por suerte encontró una, con peor aspecto que el suyo propio, pero que le aliviaría aunque fuese gracias a un efecto placebo. Necesitaba aire fresco, y decidió levantar un poco más la persiana y abrir la ventana de su habitación. Fue una decisión dura, comparable al momento de quitarse el luto y ponerse el alivio. Sabía que los rayos del sol la conducirían de nuevo al llanto. Intentó no dejarse llevar, debía controlarse, su dolor de cabeza necesitaba una tregua. 

Se sentó en borde de la cama, con la mirada perdida. ¿Cómo iba a contárselo a su familia?. Le echarían a ella la culpa, le recordarían que ya la habían advertido, que una mujer se debe a su hombre. Siempre se posicionaban a favor de Jorge en sus discusiones por las libertades femeninas, más allá de las obligaciones maritales. Ella solo pretendía no perder su parcela. No hacía nada malo con querer ir sola a un cine, o a un karaoque con sus amigas. A Jorge le molestaba, pensaba que si quería ir sola era por que no le quería, pero siempre acababan escondiendo el enfado entre las sábanas. Tras los revolcones, ninguno de los dos se acordaba de él, pero seguía ahí, en su dormitorio, latente, compartiendo colchón con ellos. Era cuestión de tiempo que apareciese. Y abandonó su escondite la noche anterior.

Necesitaba un café. Era lo más fuerte que se podía meter a esas horas. Puso la cafetera en marcha. La había dejado cargada la noche anterior.

¡La noche anterior!…… ¡La noche anterior!…..  

Tomaba el café solo y con mucho azúcar. Cuando se lo preparaba para ella, también preparaba el de Jorge, con la diferencia de que a él le gustaba cortado con unas gotas de leche, pero solo unas gotas. Alguna vez se le había ido la mano, y nunca consiguió entender el enfado de Jorge por algo tan nimio como un poco más o menos de leche, pues resultaba fácil arreglarlo añadiendo más café. Pero no, él pensaba que con tanto sumar café y restar leche, el desayuno perdía su encanto. Ella se esforzaba por hacerlo bien. Le gustaba la sensación de hacer las cosas exactamente a su gusto, como una señal más de su predestinación. 

Se fue de la cocina con la taza en la mano. No tenía rumbo fijo. Vagó por la casa sin detenerse en ningún lugar, mirándolo todo, pero sin ver nada. Simplemente se movía. Caminaba como remolcando el reloj hacia una hora indeterminada, lejana. Aparentemente todo estaba en su sitio. Sin embargo ya nada estaba igual. Todos los objetos de su casa, se habían estremecido con la discusión de la noche anterior. Estaba empezando a odiar esa expresión. 

Después de su insólito tour, se decidió por el cuarto de estar para sentarse a descansar. Se sentía agotada, como llegada de un largísimo e incómodo viaje. Pensó que sentarse a oscuras era lo que mejor le venía a su dolor de cabeza. Pero nada más entrar sus pies se enredaron en algo, y en su afán por no perder el equilibrio, olvidó seguir agarrando su taza de café, que llegó al suelo antes de que ella pudiera evitarlo. No le hizo falta la luz para comprobar el estropicio. Ni para saber qué era lo que se había enredado en sus pies. Durante un solo segundo, se dio cuenta de las muchas manías y feas costumbres que tenía el hombre que la había dejado. Pero solo fue un momento. En cuanto encendió la luz y reconoció sus zapatillas no fue capaz de retrasar un nuevo episodio de llanto. Se sentó en el sofá, encogiéndose para no necesitar un aire que se le iba en quejidos……

.

PD: Esto intentaba ser un relato para  la colección Blogs de papel, pero una vez que leí en el blog de Clandestino que había fecha más o menos límite, me bloqueé y así sigue, parado.

Read Full Post »

Nito

Vengo de leer a Belén, post que os recomiendo, y me ha hecho recordar a un señor de mi aldea, no por la similitud entre los dos tipos, que creo que no la hay. La verdad es que no sé por qué lo he recordado.

Se llama Nito, debe tener unos cincuentaymuchos años, y desde la muerte, primero de su madre y años despues de su padre, vive solo. Tiene alguna clase de deficiencia, no sabría decir cual, pero desde pequeña sé que la tiene, pero a simple vista parece absolutamente normal. Es el típico hombre de aldea sobre el que todo el mundo te previene.

De haber sido “normal” hubiera tenido éxito con las mujeres. Guapo, alto, musculación forjada en las labores del campo y muy moreno por la misma razón. Siempre se ha dicho de él que era un obseso sexual, y se le temía sobre todo por su fuerza física, pero yo jamás le vi ninguna intención rara, claro que el miedo que nos inculcan desde pequeñas ya nos mantiene alejadas de él. Y si alguna vez vi en sus ojos algo extraño, me inclino a pensar que es producto del condicionamiento.

Una de sus sobrinas es de mi edad y fuimos amigas hasta que llegó la edad escolar y ella se fue a colegios de Vigo, aunque mantuvimos la amistad muchos veranos, ya que los pasaban en la aldea.

El Nito de hoy no es ni la sombra de lo que fué. Está tan deteriorado y delgado que es dificil tenerle miedo. Desde la muerte de su padre, le traen la comida desde Vigo, una vez a la semana, comida a todas luces insuficiente. Apenas una bolsita de deporte en la que no pueden caber más que unos kilos de arroz, unas latas y, siendo bien pensada, algo de carne. Pero en la que, si metemos lo que he nombrado, ya no caben unas patatas, o verduras, y mucho menos algo de pescado fresco. La verdad es que es un misterio lo que trae la bolsa.

Cada sábado llega algún familiar al chalet que tienen en la aldea, Nito se acerca a la puerta y le sacan del maletero del mercedes su bolsita, que él se lleva a su casa. Otras veces, aparcan el coche delante de la puerta de él, le dan la bolsa sin ninguna ceremonia y se van a su vida de lujo.

Estos que le traen la comida son su hermana y cuñado. Él tuvo durante años un pub en Vigo que funcionaba muy bien, amén de otros negocios que yo le supongo por el ritmo de vida, pero de los que no tengo confirmación. Al menos ellos le traen migajas, que se supone que salen de la paga de Nito, paga que ellos cobran o “administran”, ya que su otra hermana, que vive frente a él, no le da ni los buenos días. Pero claro, para gentes a las que le ha ido bien la vida, tener un hermano como Nito es una deshonra, no luce en sus bodas bautizos y comuniones.

Hace no mucho, Nito tuvo un momento de desesperación en la cafetería de al lado de su casa, y allí desahogó su pena, quejándose del mal estado de la comida que le traían. Ese arranque de ira fue sin duda fruto del hambre que pasa. Algunos vecinos le ofrecen comida, pero él se niega a recogerla, o bien por vergüenza, o bien por temor a esos familiares que le tienen bien adoctrinado.

Se le ve pasando las horas en los bancos de la plaza del pueblo, hastiado, aburrido, por lo visto se le ha estropeado la tele, pero nadie se preocupa de arreglársela. Tengo fotos de él, con la mirada perdida, triste, absolutamente triste, tal vez perdiéndose en recuerdos que le vienen de su vida anterior, cuando al menos tenía cuerpo y mente entretenidos en las labores que desempeñaba.

Alguna vez me he planteado llamar a asuntos sociales y denunciar anonimamente su situación, ya que no está mi vida para meterme en líos, pero estoy convencida de que él lo negaría todo, no olvidemos su deficiencia, y eso, suponiendo que asuntos sociales quisiera hacer algo, porque en las aldeas todo el mundo se conoce y nadie quiere problemas.

Tal vez algún día deje de ser una cobarde y me decida.

Read Full Post »

Mi chica

Tiene cuatro años y se llama Claudia.

La llamo “mi chica” aplicando el sentido que en Granada se le da a esa palabra, osea, chiquitita, pequeña.

Decidió plantarse en este mundo sin avisar, cuando teníamos claro que queríamos uno más, pero esperábamos a que llegase el momento adecuado.

Si decidís seguir leyendo, sabed que dejaré en vuestro monitor un rastro de babas importante, jajajajajaj, porque mi chica “me tiene la vida quitá”.

Se ha ganado su puesto de canija adorable, a base de camelarnos a todos con su desparpajo y su parloteo. Es más espabilada que cualquiera de los niños de su edad, y eso es achacable a lo que yo llamo “criarse en la jungla”. Se está criando con dos hermanas mucho más mayores, y si no quiere perder comba tiene que espabilar. Y eso ha echo.

No pide ayuda casi nunca, es de las que se saca las castañas del fuego ella solita, jajajaja. Que tiene hambre?? pues nada, “abro la nevera y no pregunto si son horas”. Que la ropa que tengo puesta no me gusta??, “no hay problema, me cojo una banqueta y elijo lo que quiero del armario”. Que mamá se cabrea por todo esto?? “le pongo cara de buena y me sincero con ella : es que tenía hambre, o, es que tenía frío”

Su frase favorita es “No te preocupes”. Se puede pasar horas atusándome el pelo. Simplemente me adora, y eso me da un pelín de miedo porque si me pasara algo…..

Tiene lo que vulgarmente se denomina mamitis, pero yo prefiero achacarlo a que tenemos una conexión especial. Alguna vez leí que los acuario (que somos aire)  atravesamos a los piscis (que son agua) y los hacemos efervescer. Pues bien, Boss y Claudia son la prueba, jajajajajaja.

Tener un hijo con 33 es absolutamente diferente a tenerlo con 25. Alguien debería explicar que la paciencia y la tranquilidad que dan los años, es la mejor manera de educar y seleccionar las prioridades. Claudia es afortunada en ese sentido. Sus hermanas “sufrieron” mi inexperiencia.

Es temeraria con la bici y el patinete. No camina, corretea. Tiene vena artística y  se disfraza todos los días de lo que sea. No la detiene nada cuando se fija un objetivo. Es muy menuda y ágil, y cualquier trapito le sienta de muerte.

Durante el embarazo, y por circunstancias que hoy no vienen al caso, lloré más que en toda mi vida. Siempre creí que eso afectaría a la niña, que nacería con problemas de nervios por la tensión constante en que me hallaba. Desde que ha nacido, ha ido esparciendo todas y cada una de mis lágrimas en forma de sonrisa, porque no he visto nunca una niña más risueña y feliz.

Read Full Post »

Mi mediana

Tiene nueve años recien cumplidos y se llama Carlota.

Es un vendaval absolutamente indomable. Nació berreando y se tiró así las mismas horas que su hermana se tiró callada. Cabezona como solo un aries puede ser, me cuesta manejarla.

Es zurda, y la preferida de profes y compañeros. En el cole, o en casa de cualquier familiar, es trabajadora, silenciosa y predispuesta siempre ante cualquier petición de ayuda. Es todo corazón, eso sí, bien escondido tras un genio desbordante. Callada y tímida fuera, se transforma con solo traspasar la puerta de casa en un huracán de gritos y portazos, pero no pierdo la esperanza de cogerle el punto y conseguir que nos llevemos bien.

Mide 1.57, y pesa cincuentayseis kilazos, cogidos, en parte, a fuerza de mangarme comida, en otra más de nuestras terribles batallas. Adora comer.

No sabe andar en bici, aunque sé que lo desea con toda su alma a pesar de negarlo. Y mucha culpa la tiene su estrabismo, que le diagnosticaron con solo cinco meses, y que siempre le ha echo ir por la vida vacilante y teniendo que aferrarse para todo lo que necesite de cierto equilibrio. Se operó con cinco añitos, y nadie me avisó que saldría del quirófano con los ojos descubiertos. Cuando la vi, con los ojos abiertos, pero absolutamente ensangrentados, tuve que echar mano de mi sangre fría para sonreirle, y limpiarle las, literalmente, lágrimas de sangre, que rodaban sin ser producto de llanto, por sus mejillas. Cuando tuve que ausentarme un par de horas, solo me pidió una cosa como respuesta a mi pregunta sobre qué quería que le trajese. Me lo dijo bajito, mirándome con sus ojos nuevos, y en un tono de súplica que me marcó…..”Tráeme a Alba”. Era todo lo que una niña de cinco añitos quería, su hermana mayor.  

Read Full Post »

¡¡Indignante!!

Está claro que se quieren cargar a mi Alonso, pero no van a poder con él, estoy convencida.

Read Full Post »

Older Posts »