Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 septiembre 2007

(Durmiendo la mona)

¡¡Haciá belén va un burra…., hip, hip!!

¡¡Osdrás!!  ¡¡que ebocionante!! ¡¡un declado con 54 letras…hip!! Vamos vbitrubvria, que dienes que esdribir. ¡¡Quietas coño!!.

Deneis que berdonarme, bero es que se me truenga la lava…..digo se me traba la lengua ¡hip!.

A mi no me gusssta el vino ¡hip!, bero ayer tuve que beber un chodrito para combrobar si aun era botabble. Que se quede consstanszia, que lo hice bor odbligación.  Adlarado este bunto, que ssebais, que me acordé buuuuuuucho de bossotros. Y me domé unos vassitos a buestra salud. Uno por Bariano en su tinta, doss por la Exclamación, tress por Montblank, duatro por la baña …… digo la saña ….. bueno, esa, la fistroperateuta de Zaragoza ¡hip!, cinco por  la Alocada y ssseis por la Tibetana, y como me barecía que esstaba embinando bucho el codo, decidí que no bodía seguir beviendo danto, endonces bebí ssolo uno pod cada uno de loss que me quedaban ¡hip!, ossea, uno por Mandelas, odro por V.o.v, odro por Suana, la de ella, jajajaja, odro por Filipino (¡¡esdribe, ñoño!!), odro por Lleimsss LLoisss, odro por Vojecobik….no!! Tejonovik…no!! bueno, um brimo que tengo en Barcelona. Y baré de beber, porque al domar odro por Vaja-letal-machín, las botellas bailaban la conga a mi aldrededor con baracas en el culo, y no bodía seguir. Sé que se quedan buuuuchos en el dintero, pero lo que no buede ser es sin posible. 

¡¡Ah!!, ya sssabeis….fajito……digo majito…..digo ¡¡sssilencio buñetas!!

(Centrífugo, ¡¡no te vayas, hosstia!!)

Read Full Post »

¡Viva el vino!

Muchas veces, o al menos alguna que otra, he explicado aquí mi falta de tiempo. Y estoy más que convencida que el principal factor causante de tal es mi desorganización. Yo creo que es algo que llevo en los genes, jajajaja.

No sé como hareis con vuestros blogs. Me consta que algunos tienen entradas creadas y guardadas para ir utilizando y que no les pille el toro. En mi página de administración el apartado “sus borradores” está sin estrenar. Yo soy así, y ya he desistido hace mucho tiempo de intentar cambiarme a mi misma, porque me daba contra el muro de lo incambiable una y otra vez. Todo esto es para decir que hoy me ha pillado el toro, porque mi vida es un “aquí te pillo, aquí te mato” constante, y nunca sé al acostarme, qué me depara el día siguiente.

Hoy tendría que haberme ido ya. Me espera “mamá” para hacer limpieza en la bodega y reorganizar el vino sobrante del año pasado, para hacer sitio para el nuevo. No ha podido ser hasta hoy, porque el vino no se puede mover en según qué fases de la luna, y ayer era llena, y el anterior era no sé qué. Total, que toca hoy, y allá que me voy. Pnsaba castigaros con una de mis poesías, para no dejar el día de hoy vacío, pero como con la explicación de mi rutina ya he rellanado un poco, pues os libero de tal suplicio.

¡Ea!

Read Full Post »

Adivina, adivinanza

Una de estas afirmaciones sobre mi vida es falsa, ¿adivinas cual?

.
– Con 17 años me iba a la taberna de mi aldea (por aquel entonces lugar solo para hombres) a jugar al tute.
– Gané una muñequera de Kiss en un concurso radiofónico.
– De pequeña (unos ocho años) me caí en una acequia llena de agua perdiendo el conocimiento. Estoy viva gracias a mi amigo Luis, que me saco de allí.
– Me hice un agujero en una oreja en un parque de Madrid, y el desinfectante fue un bote de Brumel.
– He ido desde Redondela a Baiona en una chalana (barquita de madera minúscula) un día de temporal.
– Quedé tercera en un campeonato de dados.
– He servido café a Ramoncín
– He robado un libro a unos desconocidos con los que compartía vagón de tren.
– La primera hostia que le di a un chico fue en una discoteca porque me robó la pistola de mi disfraz de cowboy.

Este juego es con fines indefinidos, jajajaja, no hay premio. Repito, no hay premio. Abstenerse cuerdos con poca imaginación.

Read Full Post »

Barallando

Yo, como Banderas, he hecho ya de todo en mi vida. He sido camarera, cocinera, mariscadora, empleada en una fábrica de cableados para coches….. y asistenta.

De todos ellos, lo que más me gustaba era ser camarera, y siempre digo lo mismo, ponme una bandeja en la mano , suéltame en una terraza y me verás feliz. Siempre he pensado que he nacido para servir a los demás, disfruto con ello. Quiero decir, soy feliz cocinando para mi familia, siendo la primera en ofrecerme para lo que haga falta.  Cuando era más joven, me iba los fines de semana en bus a Orense, donde vivía por entonces mi hermana pequeña, para quedarme con su hijo y que ellos pudieran salir,  y ganarme así la bronca de mis amigas que se quedaban sin mi locura.

Yo tengo tres hadas, ya lo sabeis, y mi prima dos, y algna que otra vez ya me he quedado con las cinco, yo sola, y en mi casa siempre hay un hueco para hacer una cama más. No me dan pereza esa clase de cosas. Me embarco enseguida en mega comidas familiares, voy a donde sea, como sea y cuando sea, si allí se me necesita. Pero siempre tengo la sensación de haber nacido en la familia equivocada.

 Nada de lo que hago lo hago con afán de recibir recompensa, pero llega un día en el que te das cuenta que necesitas que se valore lo que haces. Que alguien haga algo más que decirte lo maravillosa que eres y lo mucho que te agraden los favores. No sé como explicar esta sensación. Es como un vacío.

He llegado a pensar que lo mío es simplemente complejo de inferioridad, y que esta manía de ayudar constante viene dada por el deseo de ser reconocida y valorada como yo creo que debo serlo. Soy incapaz de pedir ayuda. necesito estar demostrando continuamente que sé valerme por mi misma, que soy fuerte y que puedo con todo. Y sé que puedo con todo, con lo mío y con lo de todos los que me rodeen, sean los que sean. Sé que puedo. Pero me gustaría no poder, me gustaría ser débil, ser mimada, ser ayudada y sentirme bien así.

Hace siglos que necesito ir al mádico. Mi espalda va de mal en peor, podría representar ya, sin ningun tipo de atrezzo o estilismo, el jorobado de Notredam. Mis piernas parecen un mapa detallado, creado con varices, de todos los ríos y riachuelos de España, desde el Ebro hasta el Sar.  Mis rodillas hacen un ruido al subir y bajar escaleras digno de cualquier campeonato de percusión. Pero no soy capaz de acudir al médico. No sirvo para que me cuiden, aunque lo desee con toda mi alma. Siempre creo que van a pensar que miento, que lo que busco es….no sé como explicarlo….que quiero obligar a los demás a que me atiendan, como reconocer que mi debilidad me convierte en inferior.

Despues de releer este post he decidido que el primer médico al que debo acudir es al psicólogo, jajajaja, porque iba a contar mi experiencia como asistenta y mira…. me ha entrado la vena desahogadora.

Y me niego a cambiar ni una letra. Ultimamente se me revelan los posts, pero me dejo, no pienso censurar a mis pensamientos. Ya hay por ahí demasiada censura

Read Full Post »

Patéticos

Debido a que mi lavadora ha dicho hasta aquí hemos llegado (creo que su rotura ha sido para conseguir protagonismo en el blog) últimamente cojo más a menudo el coche de mi padre, ya que lo necesito para los tours que le doy ahora a mi ropa, que nunca se ha visto en otra igual. Pues decía que cojo más el coche, y para qué vamos a negarlo, me gusta correr. En cuanto puedo aprieto el acelerador. Y en esas iba yo el otro día cuando al llegar a una señal de 50, lógicamente, reduje la velocidad, al tiempo que pensaba en cuan idiotas somos.

En ese momento, no sé por qué, me di cuenta de lo patéticos que podemos llegar a ser, y me incluyo porque no me creo mejor ni peor que nadie. Se supone que somos adultos, y por lo tanto responsables, que hacemos lo que realmente es bueno para nosotros y que debemos hacerlo por nuestro propio bien. Pero no, somos así de chulos.

Resulta que tienen que vigilarnos y amenazarnos con multas porque sino no cumplimos unas normas que están pensadas y creadas para nuestra seguridad. Durante un segundo me dí cuenta de lo absurdos que somos, saltándonos rayas continuas o semáforos en rojo, cuando creemos que no nos ve nadie, sin darnos cuenta que nosotros mismos sabemos que nos las estamos saltando y eso ya debería ser suficiente para frenarnos. A cualquier niño hay que decirle lo que debe hacer, y lo que está bien o mal mientras él no puede discernirlo por sí mismo. Pero que tengan que vigilarnos a nosotros, seres con capacidad de entendimiento y decisión, para que hagamos, simplemente, lo que es mejor para nosotros me parece bochornoso.

Y tres cuartos de lo mismo nos pasa con cientos de cosas. Hace unos días me preguntaba mi mayor en el supermercado, que por qué razón había que meter una moneda en el carrito si despues era, de todos modos, para nosotras de nuevo. Y me quedé  con cara de ….”es que los mayores somos gilipollas”… al contarle que, si no nos hacen meter la moneda no aplicamos el sentido comun, y no cumplimos con unas normas mínimas y básicas para la convivencia y el respeto por los demás.

¿Hasta donde seremos capaces de llegar en nuestro patetismo?

   

Read Full Post »

Contratiempos

He tenido a mi peque malita, y entre noches en urgencias, salsas de tomates y lavadoras caput (sí, definitivamente rota) he tenido el garito abandonado. Espero retomar mi rutina mañana. Un besote.

Read Full Post »

Salsa con vida

Yo soy muy tiquismiquis para comer, quiero decir, aparto las cebollas, los pimientos, las zanahorias……..Mi suerte es, que como soy yo la que cocino, lo hago todo muy picadito, muy picadito. Sin embargo, no hay nada que yo adore más que una huerta.

Cuando Boss y yo nos vinimos de Cataluña a Galicia, cometimos el error de hacerle caso a mi madre y nos fuimos a vivir con ellos, con mis padres. Las cosas no tardaron mucho en complicarse y pronto nos fuimos de alquiler. Y lejos de dolerme cualquier otra cosa derivada de la ruptura familiar, a mi lo que me dejó el alma rota fue abandonar “mi huerta”.

Mi madre, como casi todo el mundo en la aldea, tiene huerta. Ella ya no la trabaja, lo que yo creo que es un error, porque mantiene el alma y el cuerpo en forma por muy mayor que seas. El caso es que yo me hice cargo de la huerta. Planté todo lo habido y por haber. Intenté aprenderme cuando se puede plantar y cuando no, y lo importante que es la luna. Me podía pasar horas limpiando las cebollas de hierbajos, o regando los pimientos. Yo trabajaba entonces en una fabrica de cableados para coches y cuando tenía el turno de mañana me levantaba a las cinco de la mañana. Pues era terminar de comer a las tres de la tarde y largarme a la huerta. Boss se enfadaba porque no entendía que tras madrugar tanto, en vez de echarme una siesta, me fuera a la huerta. Pero a mi me relajaba más el trabajo de la huerta. El olor de las tomateras es algo que no puedo olvidar, el canto de las cigarras, el silencio de la tierra…Por no hablar de la satisfacción que produce irte a la huerta, en lugar de al mercado, y decidir allí mismo qué coges para comer ese día.

Cuando nos fuimos de su casa todo lo que yo mimaba se murió y la huerta sigue invadida de zarzas y de ortigas. Alguna vez, ahora que hemos retomado una relación cordial, he intentado seguir cultivando cosas, pero la falta de coche hace muy complicado mantener una huerta a distancia. Por no hablar del dominio que sigue ejerciendo mi madre sobre mi (tema para siete post), que a mis 37 años sigue queriendo regirme y decidir sobre mi tiempo cuando voy a la aldea.

Ayer fui con ella a casa de una prima de mi padre, y fuimos a su huerta, y me traje pimientos, cebollas, tomates, pepinos…… ¡qué envidia! Me voy a pasar el día haciendo salsa de tomate, porque me traje como unos treinta kilos, jajajaja.

Read Full Post »

Campaña a nivel bloglobal para disuadir a don Naúfrago de que no abandone su palangana. Si estas a favor de que desista de su alocado plan por favor deja tu firma.

Read Full Post »

Vengo en ayuda de todos aquellos que en la entrada anterior manifestaron no saber qué era un dalky.

Un dalky no es ni más ni menos que una especie de natilla o yogur de chocolate con nata por encima, que a mi me gusta mucho, pero que se me hace un pelín empalagoso tanto chocolate, de ahí que me guste con más nata.

Y ya puestos aclararé un punto que a todos os llevó a engaño.

Boss es, sin duda, una gran inspiración para mi, pero en el punto 6 de la entrada anterior, al hablar de mi muso, no me refería a Boss, me refería a la gran cantidad de veces que “sé” que tengo que sentarme a escribir, y por determinadas y abundantes circunstancias no puedo hacerlo. Y “sé” cuando tengo que escribir, porque algo me bulle dentro, pero no solo en la mente, que va y viene de mi rutina a mi imaginación a una velocidad vertiginosa, sino a mi estómago, del que se apoderan unos nervios que no puedo controlar, pero que tampoco llegan a controlarme, ya que consigo seguir con mis cosas, pero con mucha rabia por no poder dejarlo todo y encerrarme a solas.

Siempre me he preguntado quien es mejor escritor o poeta o bailarina. El que escribe un poema maravilloso con solo ponerse delante de un papel, porque tiene un don natural, o el que tras mucho borrar, y poner y quitar de aquí esta estrofa para ponerla acullá, consigue la misma maravilla. Y lo mismo le aplico al escritor y a la bailarina. Es mejor la que consigue emocionarnos sin apenas ensayo, o la que, no teniendo un don, lo consigue tras ensayar y ensayar.

Esto nada tiene que ver con un dalky, ni siquiera era la entrada de hoy. Esto viene a que, en infinidad de ocasiones he tenido que reescribir mis…..cómo llamarlo?…..chorradas?… sí, eso, chorradas. En ocasiones he conseguido juntar las letras de manera que expresaran exactamente lo que quería contar con solo sentarme frenta al ordenador. Otras, en cambio, he tenido que borrar y borrar hasta que, lo que leo, coincide con lo que pienso y, a la vez, me gusta.

Creo que me acabo de meter en un jardin, porque este no era el post de hoy, porque para nada quería dármelas de escritora (nada más lejos de mi absurda realidad, y hablo absolutamente en serio) y puede parecer eso al leer lo anterior, pero como es tan tarde ya en mi rutina diaria, no puedo borrar nada y ponerme a escribir otra entrada.

Así que ahí os dejo mis delirios, que en la cocina me espera un pollo para que haga con el pobre una escabechina, jajajajaj, y no me refiero a ponerlo en escabeche, me refiero a la sangría que liaré al coger el cuchillo y hacerlo trizas.

Un beso a todos.

Read Full Post »

— Que los donuts engorden

— Que la lavadora se estropee precisamente en septiembre

— Que mi casero sea un gilipollas entrenado para ello

— Que las distancias sean, a veces, tan insalvables

— Que haya que levantarse a golpe de despertador

— Que mi muso tenga un horario tan opuesto al mio

–Que los dalkys tengan tan poca nata

— Que hagan aceras tan preciosas para llenarlas de contenedores

— Que la vida sea tan corta

— Que las camas haya que hacerlas cada día

— Que quejarte de un problema te dé más problemas

— Que tus chanclas favoritas acaben sucumbiendo al desgaste

— Que la peluquera nunca acierte con el corte que tú quieres

— Que Robbie Williams no sepa ni que existes

— Que quieras seguir escribiendo y tengas que irte a limpiar

Read Full Post »

Exposición de fotografía

Como no todo ayer iba a salirme mal, recibí una llamada a eso de la una y media de la tarde que me alegró un poquito el día.

Era la chica de la oficina de turismo de Redondela, la misma que con tanta educación y amabilidad me había atendido el día de mi desilusión por no poder participar en el concurso. Pues bien, quería disculparse en nombre del tal Jorge. Me dijo que se dió cuenta de su actitud grosera nada más irme yo, que no está acostumbrado a tratar con el público, en fin… Y tambien quería comentarme que al final exponían mis fotos, que a ella personalmente le gustaban mucho y que era una pena que no se expusieran. Eso sí, fuera de concurso, algo que me parece lógico y que acepto de buen grado.

Esta mañana me he pasado por la exposición, y sí, allí estan mis fotos, y las de un montón de gente que tampoco cumplía las bases. Pero claro, yo sé que son mías porque las hice yo, pero nadie podrá reconocerlas, porque en ninguna pone ni el título ni el autor. Y digo yo, que tendrá que ver que no puedas optar al premio con que no se te reconozca ni la autoría.

En fin, por lo menos se han disculpado, que ya es mucho.

Ah!!, las fotos están aquí… http://www.flickr.com/photos/vitruvia/

Read Full Post »

Cuaderno de bitácora

Hemos amanecido con un día expléndido. Las previsiones para hoy no podían ser más halagüeñas (ha empezado el cole). Pero un cambio en la dirección del viento ha trastocado nuestro ruta (se me ha roto la lavadora), así que en vez de seguir rumbo al paraiso (osea, mañana tranquila, desayuno en cafetería y lectura apacible de prensa) nos hemos visto obligados a virar hacía horizontes más tenebrosos (bañera llena de ropa de cama, colcha incluida) porque uno de los viajeros, concretamente el segundo en embarcar (Carlota) padece enuresis.  Esperemos que el jefe de máquinas (técnico de lavadoras) esté disponible en el menor tiempo posible, para poder retomar nuestro rumbo inicial, rescatar nuestra nave encallada en Punta Bañera y poner, de nuevo, rumbo a mar abierto.

Bahía de San Simón,  a 12 de septiembre del 2007

Read Full Post »

De concursos y organizaciones

Ayer comenzó la exposición de fotografías del concurso al que yo quise presentarme. Y digo quise, porque por un fallo absurdo en el tamaño del archivo en cd, me quedé fuera. Si nos atenemos a las bases del concurso es justo que me quede fuera, pero teniendo en cuenta que hay ciertos puntos de las bases que la propia (y nefasta) organización se ha saltado, pues me queda sabor amargo. Segun las bases, los miembros del jurado debían darse a conocer a partir del 25 de agosto, y hasta ahí todo bien, ya que el término “a partir” les da margen de actuación; tras esto se fallaría (en una fecha no determinada) el primer premio; y una vez sucedido esto se procedería a exponer todas las obras. Pues bien, ni se sabe aun el jurado y mucho menos su fallo, pero la exposición ya está en marcha.

Por lo sabido de boca de la chica de turismo (departamento organizador), y que me atendió con muchísima educación, las fotografías expuestas han sido reimpresas ya que ninguna se adecuaba al tamaño pedido en las bases, y como se han presentado tan pocas, algo debían hacer para que esto siguiera adelante. Cuando me interesé por el motivo de mi exclusión, el chico que me atendió, un tal Jorge, que según todas las personas que me derivaban a él es el máximo responsable del concurso, me indicó lo del tamaño de mi archivo, cosa que no me quedó más remedio que aceptar, pero a mi siguiente pregunta sobre como recoger mis fotos (algo que no queda claro en las bases y así se lo hice saber) empezó su frase con un “manda cojones” a todas luces déspota y prepotente, porque claro, como va él, una eminencia en fotografía y organizaciones, a rebajarse a discutir sus bases con una inepta que ha tenido la osadía de presentarse a su concurso.

A este hombre alguien debía darle clases de organizar concursos. Deberían explicarle tambien, que las bases, o se cumplen todas o ninguna. Que se debe un respeto y agradecimiento a los concursantes, porque sin nosotros simplemente no hay concurso.

Tal vez haya sido mejor quedarme fuera, porque viendo el lugar en el que se han expuesto las fotografías (12 ó 15) presentadas, más parece un castigo que un orgullo. El lugar destinado parece un trastero con solo mirar los tablones que hacen de pared, todos llenos de desconchones fruto de anteriores exposiciones, y aumentados con tablones de distinto color, pero no en plan… “toque moderno e informal”….. sino a todas luces en plan…” esto es lo que hay y total pa lo que es”….

Total, que Redondela y su primer concurso de fotografía pueden estar orgullosos.

Read Full Post »

Carta a mi bisabuelo

Venías de la “feira” cuando te cogieron. Te llevaron al “Monte do Confurco”, y allí descargaron sobre ti su ira en forma de metralla. Caíste, como los otros cuatro, pero te negaste a morir. Te recuperaste del primer ataque y al ver lo que te rodeaba, la imagen de esos cuerpos inertes a tu lado te hizo reunir las últimas fuerzas para ir a pedir ayuda. Pero no sabías que, a veces, el destino es terco, y ese día estaba empecinado en tu muerte.

Llegaste a la taberna, y casi puedo sentir tu alivio al ver luz dentro. Seguro que en aquella luz viste la posibilidad de escapar de la muerte. Y no puedo ni imaginar el horror que asomó a tus ojos al comprobar que, los que tenían la misión de quitarte la vida, estaban dentro…..

¡Qué diferente es para mí, ahora, el 29 de diciembre…!

¿Y si fue una señal que mi primera hija naciera ese día? ¿Y si estabas queriendo gritarme que estabas ahí, solo, olvidado?

Ya no lo estás. Ni solo ni olvidado, porque aunque fuese la última persona sobre la tierra, grabaría con mis uñas en la piedra que tú exististe, para que hasta el viento lo leyera al rozar tu nombre.

Read Full Post »

Cerrado por fin de semana

Pues como yo no me voy de vacaciones, y aprovechando que an Galicia seguimos en pleno veranito, me voy a la playa y solo volveré a dormir, jajaja, para volverme mañana a la paya de nuevo.

Así que cuelgo el cartel de cerrado, durante el fin de semana, creo, jajajaja, lo mismo me topo un sireno y no vuelvo.

Read Full Post »

Como estoy hasta los cataplines de no poder comentar a algunos de mis blogs favoritos, he decidido que hoy les contestaré desde aquí, ea!!

Banderas, cada palabra y cada detalle de tu entrada dedicada a Pavarotti rezuma sensibilidad. Un abrazo.

Jove, has escrito y descrito todo lo que yo he querido expresar siempre, sobre mi relación con los libros, y nunca he sido capaz.

Des, me has chafado una de las entradas que tenía en mente, porque los peatones de Redondela dan para eso y mucho más.

Joyce, así me gusta, apretando bien los codos.

Su, eso es positivismo y lo demás son tonterías, jaaja.

Read Full Post »

In memorian

Pavarotti – Nessun Dorma

Read Full Post »

Recuperando “mi” memoria

Algunos pasamos por la vida de manera tan sigilosa, sin involucrarnos en nada, que ni nos enteramos de nuestro pasado. Vamos oyendo y leyendo, y todo nos parece tan lejano y tan enmarañado, que no le prestamos la atención debida. Hasta que la realidad nos abofetea y nos dice: ¡Aquí estoy!.

Últimamente he oido hablar mucho de la recuperación de la memoria histórica, y confieso que nunca he prestado más atención que la que me dicta el respeto por los muertos y sus familiares. Y hoy, sin haberlo sospechado jamás, he descubierto que estoy en el bando de los familiares. Mi bisabuelo, Saturnino Vila Quiroga, ha estado 70 años enterrado en la fosa común de Areas, junto con otros cuatro asesinados, que estan siendo exhumados estos días, al mismo tiempo que recuperan otros 8 cuerpos de la fosa de Xinzo.

Hoy estoy profundamente triste, a pesar de no haber tenido jamás ninguna referencia familiar de la vida de mi bisabuelo, y precisamente debido a ello, aumenta mi tristeza. Porque no puede haber nada más triste que morir asesinado y que tus descendientes no te perpetuen en su memoria, y que no se legue la información de algo tan injusto, para mi es más injusto que la injusticia en sí. Hoy he llorado por mi bisabuelo, porque 70 años de olvido, son muchos años.

Read Full Post »

…Y no dormir, sino vivir

Son las 2.48 horas de la madrugada y hace escasos diez minutos que he puesto un punto final más.

Y aunque mis piernas necesitan ya la horizontalidad de la cama, me niego a retirarme. Me acompaña la imponente voz de dulce Pontes y la luz de mi flexo. He sentido la necesidad de respirar el silencio de Redondela desde mi terraza, a escasos metros del teclado, y me ha recibido un coro de grillos y el parpadeo de cientos de estrellas capitaneadas por una tajada de luna.

Me gusta mi soledad, me gusta volcarla en el teclado y juntar letras, como ya hiciera hace años cuando escribí algo que mantiene intacta su vigencia en mi.

   Siento un deseo irrefrenable de escribir, de plasmar todo cuanto sucede ante mi, todo cuanto pasa por mi cabeza, desde el acontecimiento más importante hasta el pensamiento más trivial.
    El corazón se me altera, como si de un cruce de miradas entre amantes se tratase.
   Mis ojos van siguiendo el rastro que deja la tinta y voy descubriendo lo que escribo, pues hasta que lo leo, no soy conocedora de lo que pienso.
    Me descubro a mi misma en cada palabra, reconozco mis sentimientos en cada frase.
    Mis nervios se calman como si fluyeran hacia el exterior, desde el centro mismo del corazón, hasta llegar a las yemas de mis dedos, que guían la pluma, guiada en realidad por el alma y allí expandirse y buscar su sitio en el texto.

El rastro de la tinta  (Malulha Guevara)

Read Full Post »

Rocío, ¡ay! mi Rocío

Tiene 21 años y vive en un pueblo perdido en el sur de España. Desde que tenía diez, guarda consigo un tesoro que no pudo entregar. Su padre, el destinatario, se fue con un cáncer traicionero e impaciente. Su madre, desde entonces, sobrevive dormitando su pena, alejada de toda rutina mundana.

Ayer me llamó desconsolada. Se ha enamorado de nuevo y es correspondida. Pero él es seis años menor que ella, y nadie, salvo la madre de él, les comprende. Está desesperada.  

El que un día, y durante cinco años, la hizo creer que la quería, despechado, ha malmetido en su hermano mayor, y este, intentanto suplantar a un padre al que ni se parece, o sí,  la ha pegado. Su madre, en su afán por aparentar una vida “normal”, y en su empeño de evitar habladurías, lejos de condenar al que ha impuesto la fuerza, le apoya, bajo la premisa de que una mujer debe portarse como tal, y no como una puta.

Y yo me pregunto, ¿como debe ser una mujer?. Se es menos mujer por dejar a un hombre al que ya no se quiere solo por no dar que hablar en el puto pueblo?. Se es menos mujer por enamorarse sin prejuicios?.

Ayer traté de consolarla, algo muy difícil a mil km de distancia. Le rogué que no permitiera jamás que nadie le pusiera la mano encima. Le pedí paciencia en su nuevo amor, para que no se le rompa en la manos. Y le envié un beso de buenas noches, porque tras la mujer que todos ven, yo presentí a esa niña de diez años, asustada y desasistida, que sigue esperando a que papá vuelva para darle su regalo. 

Read Full Post »