Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 5/10/07

Secretos

La luz de la mañana tenía el poder de maravillarla. El silencio sonaba, a aquellas horas, de otra manera, y los primeros rayos de sol le templaban el alma. Se dirigió a su banco de siempre y se dispuso a ocupar el lugar de siempre, mientras recordaba la definición que un antiguo jefe suyo hacía siempre de ella: “animal de costumbres”, refiriéndose a su metódica manera de colocar los productos que manejaba. Siempre el mismo orden, siempre el mismo lugar. Se sentó no sin dificultad. Llegados a una edad los años pasan a razón de uno por mes, o al menos así lo sentían sus articulaciones. ¡Qué nombre más feo!…. pensó. ¡Articulaciones! ¡qué poca poesía!

Una vez acomodó su frágil cuerpo, se dedicó a observar la quietud. Podía pasarse horas con la vista vagando por el verdor del parque mientras su mente paseaba entre sus recuerdos, ordenándolos, dándole a unos prioridad sobre otros, desempolvando los más antiguos.

Se miró las manos al tiempo que realizaba con ellas movimientos desentumecedores, y después les buscó acomodo en su regazo. Levantó la vista de nuevo, pero ya no veía el parque, porque sus ojos seguían viendo sus manos, cuando, desiertas de arrugas, todavía tenían la fuerza de asir aquello que deseaba. Ahora, solo podían con el callado, pero antaño sirvieron, incluso, para desposeer a un cuerpo de su miserable vida.

Desechó de repente aquel recuerdo, escondiéndolo bien, donde pudiera pasar desapercibido la próxima vez que viera sus manos.

……

Anuncios

Read Full Post »