Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 junio 2008

Mememegacuestionario

He dado de frente, una vez más, con mi vena exhibicionista cuando al ver este meme en el blog de Irre supe que no me resistiría a hacerlo aun no habiendo sido invitada a ello. A la pregunta sobre los lugares de vacaciones no le hagáis ni puto caso, ya que ante la imposibilidad de rellenarlo con verdades, he puesto lugares típicos a los que nos mandamos los gallegos día sí día también.

 

Cuatro trabajos que he tenido:
1.- Asistenta
2.- Camarera
3.- Operaria en una fábrica de cableados para coches
4.- Pinche de cocina

Cuatro películas que puedo ver una y otra vez:
1.- Descalzos por el parque (con Robert Redford y Jane Fonda)
2.- Atrapado en el tiempo (con Bill Murray y Andie MacDowell)
3.- La Bella y la Bestia (con La Bella y La Bestia)
4.- Matar a un ruiseñor (con Gregory Peck)

Cuatro lugares donde he vivido:
1.- Fuenlabrada (Madrid)
2.- Platja D’aro (Girona)
3.- Purullena (Granada)
4.- Redondela (Aquí mismo)

Cuatro programas de tv que me gusta ver
1.- Página2
2.- Saber y ganar
3.- Informativos
4.- Friends
Cuatro lugares a donde he ido de vacaciones:
1.- A la China mandarina
2.- A Guinea voy casi cada día
3.- A Vigo por ver Cangas
4.- Al Bao a evacuar

Cuatro de mis comidas preferidas:
1.- Bacalao a la brasa
2.- Huevos fritos con patatas
3.- Langosta
4.- Luras

Cuatro sitios web que visito a diario:
1.- Las páginas personales de algunos pirados (también llamados blogs)
2.- Página de la Rae y traductores varios
3.- Periódicos
4.- Correo

Cuatro lugares donde quisiera estar ahora:
1.- París
2.- Sahara
3.- Una isla desierta
4.- Museo del Prado

Cuatro trabajos que me gustaría tener:
1.- Bibliotecaria
2.- Piloto de aviones
3.- Monitora/entrenadora de delfines
4.- Cualquiera relacionado con la escritura 

Cuatro famosos que he conocido. (Si acaso, visto):
1.- Mary Carrillo
2.- Hristo Stoitchkov
3.- Juan Pardo
4.- Francine Gálvez

Cuatro platos que detesto:
 1.- Las judías verdes
2.- El hígado
3.- Los huevos escalfados
4.- El conejo

Cuatro electrodomésticos que tengo, que sean fuera de lo común:
1.- Ni uno

Cuatro posibles primeras impresiones que causo:
1.- Ni puñetera idea

Cuatro copas favoritas:
1.- La cerveza
2.- La birra
3.- La bier
4.- La de campeones de liga

 

Cuatro olores favoritos:
1.- el de un libro
2.- el pecho de Boss
3.- la tierra mojada tras una tormenta de verano
4.- la marea baja

Cuatro cosas que me encanta hacer y que no tienen que ver con mi carrera:
1.- leer
2.- pasear sola
3.- dar sorpresas
4.- conducir

Cuatro cosas para las que estoy negada:
1.- dibujar
2.- informática
3.- combinar ropa
4.-bucear

Cuatro cosas que colecciono:
1.- marcapáginas
2.- anillos
3.- libros
4.- bolis regalados
Cuatro canciones favoritas:
1.- O meu porto do Graal, Uxía, Dulce Pontes y Carlos Núñe
z

 

2.- El peligro, Revolver
3.- 1973, James Blunt
4.- Flaca de amor, Pasión Vega

Cuatro libros favoritos:
1.- Levantado del suelo, de José Saramago
2.- Juegos de la edad tardía, de Luis Landero
3.- Diez negritos, de Agatha Christie
4.- El amor en los tiempos del cólera, de Gabriel García Márquez

 Cuatro invitaciones para este cuestionario:
1.- Va a ser que no

 

 
 
 

 

 

 

 

Read Full Post »

Vendetta

Hace dieciséis años menda lerenda trabajaba en el oficce de una pizzería tras haber pasado por todas las secciones de ésta, lo que me permitía librarme por fin del yugo del uniforme, de la tiranía de algunos clientes y de tener que escuchar el puñetero hilo musical de la misma. Determinado día decidí llevarme una pequeña radio con auriculares porque había un importante partido de futbol que no quería perderme. No recuerdo qué partido era, ni de qué competición, ni quienes jugaban, aunque creo que Alemania estaba implicada, pero no estoy segura. Lo que sí recuerdo perfectamente es que ése ha sido el primer y último partido de futbol que he escuchado por la radio. Creí que me daba un infarto. Estar a merced de un locutor, sin más información que la que proviene de su voz, acompasando tu repiración a los gritos que él profiere, ora de susto, ora de alivio, mientras se recrea creando pausas interminables durante las cuales no sabes si ha sido o no falta, o gol, o vete tú a saber qué, no va conmigo. No tengo paciencia para esperar a que me informe, necesito verlo.

Pero ayer decidí que no vería el España-Italia, porque sabía que me pondría de los nervios, y porque aun odio a Tassotti.

Así que cuando Boss se fue a casa a ver el partido, yo saqué del bolso a mi Don Juan y me dispuse a disfrutar de él y de una cañita en una terraza cerca del río. Pero hete aquí que por todas partes se oían “hayes” y “uyes” que me hacían aguzar bien el oído para enterarme de lo que iba pasando, y la sensación era poco más o menos que la de estar oyéndolo por la radio. Así que cerré mi libro y me fui a casa. Y, ¡¡cómo disfruté!!, pero… ¡¡cómo sufrí!!.  Menos mal que yo confiaba en mi Iker, porque, colchoneros  de mi vida y culé de mi corazón, ¡¡cómo es mi Iker!!… (y no es pasión de merengona) ¡viva la madre que lo parió!

Han pasado catorce años, pero hemos vengado a Luis Enrique. 

 

Read Full Post »

La cara b

Todo el mundo piensa que la cara “b” de las cosas es inferior en calidad a la cara “a”. Yo pienso todo lo contrario. Pienso que la cara “b” es la buena, la importante, la que encierra matices imperceptibles en superficie pero abundantes en venideras revisiones. La cara “a” es éxito seguro a corto plazo, la cara “b” es un surtidor de pequeñas dosis de triunfo que, reunidas, conforman un éxito mayor e imperecedero en la memoria.

La cara “b” de mi viaje no podía haber sido más satisfactoria. Nueve horas de tren dan para sentir y presentir muchas cosas, y las emociones surgen con mucha más fluidez gracias al traqueteo, abrazo mecedor incansable. Momentos de paz y de nervios se van alternando con un ritmo armonioso, apacible, coordinados por un corazón que a veces parecía querer bajarse del tren dando saltos de suicida y otras se apaciguaba dejando claro que éste era el momento de dar la cara, a o b, pero darla. Y dar la cara sin poder ofrecer una sonrisa es algo que requiere mucha valentía, y que entraña muchas horas de debate interno, de miedos, de vergüenzas… que cada uno solventa como mejor puede y que yo decidí afrontar para no perderme algo importante, algo de lo que me arrepentiría durante mucho tiempo.

Y el esfuerzo mereció tanto la pena que las nueves horas del viaje de regreso se me hicieron cortas para revivir sensaciones. En mi cabeza se agolpaban las caras de sorpresa, de alegría; los saludos afectuosos…  y a mi corazón y a mi piel regresaba una y otra vez la magnitud de un abrazo que sólo se puede medir en sensaciones. Un abrazo largo, intenso, y tan cómodo que podría haberme quedado allí una eternidad, cuya ternura traspasó nuestro espacio invadiendo incluso a quienes nos rodeaban, a juzgar por algunas miradas empañadas que descubrí cuando abrí los ojos.

La cara “a”, como era de esperar, fue maravillosa. Vernos y reconocernos fue todo uno. Sentirnos a gusto y sabernos parte de un grupo que siento que no se disolverá a causa del desgaste que produce el tiempo al pasar por nuestras vidas, y que espero que se fortalezca con cada entrada que escribamos, es algo que no tiene precio.

Un día mágico que tuvo dos caras maravillosas, pero si me lo permitís, me quedo con la cara “b”   

 

Read Full Post »

Chi será?

Sólo puedo decir… … ¡que dios me pille confesada!

Ya os contaré.

Read Full Post »