Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Cultura’ Category

Nunca me he sentido especialmente atraída por la pintura de Pablo Picasso. Y parece ser que esto al pintor le incomoda, habida cuenta de la persecución que sobre mí realiza de un tiempo a esta parte. A saber:
Hace como cuatro a cinco años me plantó delante el Guernica. Sí, así como suena. He de decir que no era éste un cuadro por el que yo tuviera especial predilección. Es más, casi podría decirse que era una obra a la que yo no le encontraba la “gracia” por ninguna parte, y todo ello, como buena ignorante, sin haberlo visto más que en fotos, todo hay que decirlo. Como decía, me lo plantó delante de las narices. Sucedió en el Reina Sofía. Habíamos ido al museo sin saber que allí se encontraba dicha obra temporalmente, y me enamoré. Yo, que tanto había denostado ese cuadro, quedé impresionada del dolor que transmite. Yo pude sentir ese dolor. Me quedé en un rincón de la sala por tiempo indefinido, sin poder apartar mis ojos de él. No quería irme, estaba hipnotizada. Boss y las niñas siguieron el recorrido por el museo, pero yo me quedé allí hasta que tuvimos que irnos.
Siendo fiel a mi manera de ser, no moví un solo dedo por saber más de la obra de Picasso. Me impresionó el Guernica, sí, pero seguí con mi vida. Hasta hace un mes. Me fuí a Madrid con la excusa de ver El descendimiento, de Caravaggio, y de la tienda del Prado salí con “Vida con Picasso” bajo el brazo. ¿La razón? ¡quién puede saberla! Lo ha escrito una de sus mujeres, Fançoise Gilot, y lo estoy devorando. En él Françoise nos cuenta cómo era el pintor, cómo encaraba sus trabajos, cómo los veía él, las impresiones que cambiaba con sus contemporáneos… en fin, que me está absorviendo. Y relata, en la página 66, el momento en que Picasso le enseñó una carpeta llena de grabados, concretamente cien, que realizó para el marchante Ambroise Vollard.
Siempre voy por el mundo con el libro de turno en el bolso. Ayer fui a Santiago, sin otro afán que el de pasear por sus calles y pasar un buen día. Y en una de esas calles me “tropecé” con un gran cartel que ponía: Picasso, Suite Vollard. Sip. Los cien grabados de “mi libro” estaban al otro lado de la pared del edificio que tenía delante, esperándome.

En fin. Picasso, según Gilot, era obstinado. Y yo lo constato.

Read Full Post »

Una vida, varios mundos

Tras un mes de hibernación forzosa, ayer, por fin, volví a la vida.

Casi un mes de hacer y servir cafés como una autómata. Casi un mes de aclimatación, donde cada segundo libre era aprovechado única y exclusivamente para descansar, ya que mis maltrechas piernas, pobladas de pertinaces varices, soportan mal las rutinas de la camarera que he vuelto a ser.
Pero como no hay mal que cien años dure ayer marché en busca de aire fresco, y lo encontré en el MARCO de Vigo. Virgilio Vieitez fue el encargado de insuflarme oxigeno puro. Galerías llenas de retratos maravillosos que me han hecho olvidar mi nueva situación para devolverme durante unos instantes a ese mi mundo paralelo donde prima la piel de gallina. Fotografías tan límpias que en algunas pude hasta descubrir un simple hilo suelto del bajo de una falda. Retratos de gentes, en su mayoría humildes, con sus mejores galas, pero con un denominador común que delata la ficción que Virgilio atrapaba: zapatos muy viejos. Imágenes, en definitiva, que me emocionaron profundamente y que serán durante un tiempo mi nexo con mi mundo.
Por cierto, Mundo, ya tengo Tren nocturno a Lisboa.

Read Full Post »

Esta que escribe envidia pocas cosas. Las justas para que este feo defecto no sea marca de identidad. Podría seguir pasando inadvertido, en caso de que esto viniera ocurriendo, y no siendo así aquí quedo también de ingenua, rasgo éste que no alcanza categoría de defecto quedando así compensada la balanza del carácter, si no fuera porque hoy he decidido confesarme. Y heme aquí diciendo: sí, soy una envidiosa. Envidio terriblemente a quién ha tenido la idea de llenar mi pueblo de poesía; de convertir los pasos peatonales en parada obligada para deleite espiritual: decenas de franjas blancas llenas de versos escritos a mano alzada que llenan, desde ayer, las calles de Redondela.
Envidio al escritor por su precisa y preciosa caligrafía, y envidio al elector de los versos por su gusto excepcional: César Vallejo, Pablo Neruda, Mario Benedetti, Goytisolo…
Envidio las paredes del local donde se fraguó la idea, ya sea bar, biblioteca, garaje de mala muerte o morada infame de creador en hora suprema.
Por envidiar envidio incluso al asfalto que recoge los pasos de los improvisados lectores, que continúan su camino con otra cadencia, reconfortados, sin duda, por la inesperada lectura.

Read Full Post »

No me tengo por feminista, aunque vete a saber si lo soy. Lo que tengo claro es que no creo que la manera de acabar con el machismo sea incidir en las diferencias que ya hay entre géneros, aunque cambie el beneficiario, que es lo que yo creo que hacen las feministas, o al menos eso es lo que parece que hacen las más radicales. Que me perdonen si no es así.
Mi entrada de hoy, aunque pueda no parecerlo, es para denunciar una injusticia, independientemente de que las grandes perjudicadas sean mujeres.
Este invierno pude asistir a un obradoiro (taller/cursillo) sobre la importancia de la mujer, a lo largo de la historia, tanto ante una cámara, o un pintor, como tras la misma o portando la paleta. Y mi estupor aumentaba día a día tras comprobar que lo que nos decía la profesora era cierto: hay cientos de mujeres pintoras, buenas pintoras, de las que no se habla en ningún sitio. El último diccionario enciclopédico que yo adquirí está editado en 2003 ¡antesdeayer! y no se nombra a ninguna. A ninguna. Y creedme, hay mujeres pintoras de tal importancia, como puede ser el caso de Fede Galizia, que incluso tienen el honor de haber sido el primer artista italiano, allá por el siglo XVI, en firmar un bodegón, discicplina en la que realmente destacó. O como Lavinia Fontana que fue elegida pintora oficial de la corte del Papa Clemente VIII. Y hace solamente 30 años que una galería estadounidense expuso obras de algunas de estas mujeres, ya que hasta entonces era como si no existieran.
Gracias a quien lo creara ha llegado internet y ya hay blogs fantásticos que dan luz a estas artistas, pero me sigue pareciendo ver-gon-zo-so que no haya constancia de ellas en papel, salvo honrosas excepciones, quiero imaginar, porque no tengo noticia de ellas.

Os dejo unos enlaces interesantes:
Mujeres pintoras
Figuration féminine

Read Full Post »

Mira que era difícil superar a la Lessing. Mira que el listón del aburrimiento y el tostón había quedado alto. Pues bien, ha venido Elizabeth Kostova y ha dicho: “Yo puedo escribir una historia tan incoherente o más, tan infumable o más y tan aburrida o más”
Y aquí me tenéis, intentando deshacerme de La historiadora para poder entregarme a los que me esperan en la mesilla y que son delicatessen. Y esto me pasa por pobre, así de simple, porque si no me hubiera quedado sin nada que leer no hubiera aceptado el préstamo.
Ahora he tenido un golpe de suerte y tengo en la mesilla tres, ¡tres!, que me esperan impacientes. Bueno, tampoco es eso, la impaciente soy yo. Pero no me digáis que no os encantaría leer La elegancia del erizo, Jane Eyre o Pedro Páramo. El primero ya es muy especial para mi porque a dos personas les ha parecido reconocerme en uno de sus personajes. Jane Eyre porque me apetece mucho comparar a las hermanas Brontë. Y Pedro Páramo… …qué puedo decir que no se sepa; me he leído sólo la primera página (nunca he sabido lo que es la paciencia) y ya no me aguanto más. Intuyo que se convertirá en uno de mis libros favoritos.
En fin, que a ver si este fin de semana me libro de la Kostova y vuelvo a disfrutar de la lectura.

Read Full Post »

… Usted pregunta si sus versos son buenos. Me lo pregunta a mí, como antes lo preguntó a otras personas. Envía sus versos a las revistas literarias, los compara con otros versos, y siente inquietud cuando ciertas redacciones rechazan sus ensayos poéticos. Pues bien -ya que me permite darle consejo- he de rogarle que renuncie a todo eso. Está usted mirando hacia fuera, y precisamente esto es lo que ahora no debería hacer. Nadie le puede aconsejar ni ayudar. Nadie… No hay más que un solo remedio: adéntrese en sí mismo. Escudriñe hasta descubrir el móvil que le impele a escribir. Averigüe si ese móvil extiende sus raíces en lo más hondo de su alma. Y, procediendo a su propia confesión, inquiera y reconozca si tendría que morirse en cuanto ya no le fuere permitido escribir. Ante todo, esto: pregúntese en la hora más callada de su noche: “¿Debo yo escribir?” Vaya cavando y ahondando, en busca de una respuesta profunda. Y si es afirmativa, si usted puede ir al encuentro de tan seria pregunta con un “Si debo” firme y sencillo, entonces, conforme a esta necesidad, erija el edificio de su vida. Que hasta en su hora de menor interés y de menor importancia, debe llegar a ser signo y testimonio de ese apremiante impulso. siguemeAcérquese a la naturaleza e intente decir, cual si fuese el primer hombre, lo que ve y siente y ama y pierde. No escriba versos de amor. Rehuya, al principio, formas y temas demasiado corrientes: son los más difíciles. Pues se necesita una fuerza muy grande y muy madura para poder dar de sí algo propio ahí donde existe ya multitud de buenos y, en parte, brillantes legados. Por esto, líbrese de los motivos de índole general. Recurra a los que cada día le ofrece su propia vida. Describa sus tristezas y sus anhelos, sus pensamientos fugaces y su fe en algo bello; y dígalo todo con íntima, callada y humilde sinceridad. Valiéndose, para expresarse, de las cosas que lo rodean. De las imágenes que pueblan sus sueños. Y de todo cuanto vive en el recuerdo.

Read Full Post »

Ya llego, ya llego. Ando que ya no sé si ando. Tengo a Boss de médico en mutua y tiro porque me toca. Tengo a la peque de pediatra con mocos y flemas. Tengo, tengo, tengo, tú no tienes nada…..ah!, no eso era otro tema.

Bueno, si no he contado mal, y ahí estan los votos para que alguien me corrija, Doris se he erigido vencedora por un voto de diferencia con el japonés y cuatro sobre Clara Sánchez. Los que no han votado estan a tiempo de hacerlo si lo consideran necesario, o de no hacerlo si están de acuerdo. 

Ahora es el momento de presentar fechas para empezar la lectura. Yo propongo que cada uno calcule el tiempo que necesitará para tener el libro. No quiero meter prisa a nadie, pero opino que cuanto antes mejor,  porque parece que al final participará  mucha gente y estaría bien que nadie hiciera esperar al resto demasiado tiempo. Yo me aventuro a decir que un par de semanas es un tiempo aceptable para comprar el libro. ¿Qué opinais?

Una vez aceptada por consenso la fecha límite para disponer del libro estableceremos el día en que iniciaremos la lectura. Y si estoy resultando demasiado sargento me lo decís, ¿vale?

Read Full Post »

Estoy encantada de que la idea haya tenido tan buena acogida. En serio, que alguien comparta estas locuras me maravilla y me  hace dar botes hasta en la cocina, cosa que hice ayer tras los primeros comentarios, jajajajaja. No podía parar de saltar.

Bien, ha habido varias propuestas. También ha habido ya, en el post anterior, varios comentarios inclinándose por unas u otras. A continuación pongo la lista de los títulos sugeridos y enlaces en donde podemos consultar precios, páginas y sinopsis de todos ellos.

PRESENTIMIENTOS  de Clara Sánchez. Información aquí y aquí

EXPIACIÓN  de Ian Mcwan. Información aquí  

CRÓNICA DEL PÁJARO QUE DA CUERDA AL MUNDO  de Haruki Murakami. Información aquí y aquí

DE NUEVO EL AMOR  de Doris Lessing. Información aquí y aquí

LA HISTORIA DEL AMOR  de Nicole Krauss. Información aquí y aquí

PERSÉPOLIS  de Marjani Satrapi. Información aquí y aquí

ACTUALIZACIÓN:  Doris Lessing va venciendo al segundo más nombrado, que es el de Haruki Murakami, por tres votos a dos, (o cuatro a tres, si tenemos en cuenta que Doña Inte a nombrado a los dos pero no se ha decidido por ninguno, jajajaja). Tambien tengo dudas de si Eifonso va a participar o sólo ha votado porque le gusta el libro. Eifonso, manifiéstate, jajajaja.

Read Full Post »

…pero qué puede hacer un hombre si tiene mujer e hijos, unos renacuajos que se empinan sobre los pies, apoyan la barbilla en la mesa escasa y, con el dedo mojado en saliva, van atrapando las migajas como si atraparan hormigas… …la noche será larga, como si estuviéramos en invierno. Sobre los tejados, lo habitual, estrellas, un desperdicio, aunque se pudieran comer, están lejos…  …las tripas vacías protestan, trabajan en falso… … la mujer, al lado, no duerme, pero ni apetece ponerse encima…

Levantado del suelo (José Saramago)

Me gusta ir atando los cabos de algun hilo invisible que se ha descolgado, quien sabe en qué punto del universo, para que yo lo siga. Es como estar en una constante cita a ciegas con mi destino. Hay una canción que me encanta de mi adorada Dulce Pontes, que se titula Meu Alentejo. Torpe yo, como muchas veces, intenté traducir Alentejo, y siempre el mismo resultado: Alentejo es Alentejo. No desistí, pero tampoco insistí. Sé que cada cosa llega en su momento, y esa es la única máxima para la que tengo paciencia, para esperar a que aparezca el siguiente cabo. Y el cabo estaba, quien lo diría, en una tarde en esa gran superficie francesa que hoy no me da la gana nombrar. Sección atrayente como ninguna otra, libros por doquier de cara a las navidades, y allí estaba, bajo títulos cuidadosamente colocados por estrategias mercantiles. Me buscó, me llamó, y me embaucó. La contraportaba rezaba:

Un escritor es un hombre como otros: sueña. Y mi sueño fue el poder decir de este libro, cuando lo terminase: “Esto es el Alentejo”

Me tomé la licencia de gastarme un dinero del que Boss debería disponer, al mes siguiente, en mi regalo de reyes. Si este libro que está ahora aquí, a mi derecha, se hubiese quedado bajo aquella torre infame, no me lo hubiese perdonado nunca, ni el libro, ni yo misma.

Desde el momento que lo tuve en mis manos, lejos de cualquier bolsa inmerecida, presentí las muchas sensaciones que vendrían. Y como a veces todo confluye mágicamente, su lectura acontece en ese rincón que ya es mío, en esa tranquilidad mañanera, sólo comparable a noches de soledad llegadas en buen momento. Cada letra, palabra, párrafo y página me mantienen suspendida en el borde del llanto más profundo y más calmado, el de conocer ya la historia de boca del que la ha sufrido y no la cuenta, sino que la refleja en el rostro cada día de su vida, y que te ha amamantado, y a veces desalentado, pero no es momento éste de juzgar a nadie, y no lo haré, porque, además, no soy quien.

Nada sé más seguro que que Saramago es mi autor preferido, desde hace ya mucho tiempo, y ahora sé algo más, sé lo que es el Alentejo, y nadie, nadie, podía habérmelo explicado mejor.    

Read Full Post »

Técnicas

Nunca he ocultado mi modesta economía, por lo tanto no tengo ningun problema en contar que estoy leyendo algunas joyas que desconocía, gracias a que Faro de Vigo las regalaba los domingos con el Magacine. Sí, ya sé, hay bibliotecas donde coger los libros. Pero no puedo, no puedo. No soporto tener que devolver libros, es superior a mi. (Por cierto, en la de Redondela cobran dos euros al año para que puedas llevarte los libros a casa, y en ninguna biblioteca municipal de las ciudades en las que he vivido me han cobrado nunca. ¿Esto es normal?) 

Vamos a lo que iba que desviándome soy un hacha. Decía que desde este verano estoy leyendo obras maestras (definición de la colección por Faro de Vigo) que me encantan. Los Pazos de Ulloa, Doña Perfecta, Niebla…… O lo que es lo mismo: Doña Emilia Pardo Bazán, Benito Pérez Galdós, Miguel de Unamuno…… Pero se me ha cruzado por medio una que no venía en la colección, pero que me apetecía mucho leer: La Colmena, de Camilo José Cela.

Llegados aquí, necesito hacer un inciso. Propongo a Viguetana, a Banderas, y a todo aquel interesado en adquirir La tinta azul de la memoria, que vayamos a la Casa del Libro de Vigo, a montar un pollo en plan cacerolada, porque esto ya pasa de castaño a oscuro.

Sigamos. Decía yo que estoy inmersa en La Colmena, y me gusta, cosa no muy difícil dado mi poco sentido de la crítica. Con este libro, además, estoy satisfaciendo mi inagotable curiosidad dado que cada mitad de cada página está dedicada a notas de autor, y pa qué nos vamos a engañar, disfruto mucho. Pero tambien, todo hay que decirlo, es un pelín incómodo estar cada dos palabras desviándote para recibir toda esa información adicional, que en algunos casos es complementaria, pero en otros es innecesaria. Y digo yo, ( ¡dios me libre de poner en duda la calidad de esta obra! no van por ahí los tiros) aparte de las aclaraciones necesarias para el mejor entendimiento de lo narrado, ¿no sería mejor que lo hiciera literariamente, en lugar de tirar tanto de nota?, es decir, ¿no debería haberse devanado un poco más los sesos para no tener que dar tantas explicaciones?

Repito que me gusta, pero en mi afán por aprender todo lo que pueda en relación a las diferentes maneras de escribir, incluso a las técnicas existentes, os pido opinión.

Nota de la autora: Felipe y Juana bien, gracias.

Read Full Post »

In memorian

Pavarotti – Nessun Dorma

Read Full Post »

Maravilloso secreto

Hace un tiempo que cuelgo cositas que escribo, en un foro de poesía. Os dejo el enlace, pero me temo que solo se pueden leer los poemas colgados si eres miembro.

http://www.poesiapura.com/

En este foro todo el que quiera expone sus poemas para que sean leidos y criticados por otros miembros que tambien exponen para ser leidos y criticados.

Cada semana se elige por votación “El poema de la semana”. Esta semana el poema elegido se titula “Mi secreto” y su autor es Luis Oroz de Mallorca. Me ha parecido tan bonito que me gustaría compartirlo con vosotros.

.
Os contaré un secreto…
no consigo entender lo que las líneas
cuentan justo detrás de lo que escribo.
Soy lo contrario de lo que pretenden,
un confuso lector desubicado,
lamido por la sed de la incultura.
He llegado a pensar que soy testigo
de alguna posesión inexplicable,
que soy oscuridad y solo me sostiene
la luz desorientada de mi flexo.
Todo lo que mis manos no sujetan
lo sujetan mis manos.
¡Cómo puedo explicar lo que no entiendo! La vida está desnuda de razones
cuando visto las horas de palabras,
todo lo que me queda
se traduce a un idioma transparente,
como el aire del beso que lanzamos al aire.

Os contaré un secreto ahora que no soy
completamente dueño de mi mismo;
la poesía desprecia lo que soy,
se despoja de mí cuando la pienso
y me obliga a existir mientras escribo.

Luis Oroz.

Read Full Post »

Que si, que si, que ya os cuento lo del concierto.

Como podría yo transmitiros lo que sentí, en solo dos palabras. Fué………..¡¡la ostia!!

Solo él y su guitarra, sin banda.  Al rato se incorporó Cuco Pérez con el acordeón, y (lo siento, no recuerdo el nombre del chico), un chico al piano.

Me gustan sus letras, su voz, su música, (hay quien diga que toda igual), pero es que es un poeta:

        El peligro no es cuestión de un par de golpes,

        el peligro es no saber a donde ir,

        el peligro es no encontrar jamás tu sitio,

        y sentir que ya llegaste, sin salir.

El delirio llegó cuanto cantó “Fuera de lugar”, donde se lució como nunca con la guitarra. No medí el aplauso, pero creo que llegó al minuto. Y un minuto de aplauso es una eternidad en un concierto de este tipo. Tuvo que levantarse a saludar por que no parábamos de aplaudir.

Avisó al empezar que sería un concierto de caras B, y no mentía, aunque coló alguna como fué “Sara”, que es de lo más comercial, y con la única que no disfruté.

Salió  sus dos bises de rigor, pero hubo de salir un tercero con el que no contaba, porque le cantamos la rianxeira, viendo que corear su nombre no bastaba. Esta tercera aparición se la perdieron los que abandonaron la sala, creyendo que no saldría de nuevo.

En fin, dos horas y veinte minutos de un concierto que como él dijo: “Este concierto me lo llevo pa mi casa”

Le había visto en verano en Villagarcía, con banda, con un explaye de guitarra eléctrica en “El dorado”, que se te cae la baba, y con un duelo, guitarra eléctrica-violín, impresionante. Pero el sábado demostró que él solito se basta para dejar un sabor de boca fantástico.

Otra perla:

     Nunca amanece para todos igual,

     a unos les tocan rosas sin espinas,

     a otros espinas sin más.

¡¡¡¡Y que razón tiene!!!

Read Full Post »

dscn0794.jpgdscn0746.jpgdscn0742.jpgCada año se están superando, ¡¡menuda jornada titiritera!!, y eso que esta vez títeres los menos, pero artistas llenos de originalidad a destajo. 

Esto es solo un pequeño anticipo, mañana todo lo demás. 

Read Full Post »

Títeres

Ya están aquí de nuevo.

 

Hoy empieza el 8º Festival Internacional de Títeres de Redondela. Dura toda la semana.

A aquel  que piense que es un espectáculo para niños, le recomendaría que se pasase. Se iba a sorprender.

Es una semana especial para los que gozamos del arte. Hay ingenio a raudales, arte en lo más sencillo y en lo más complicado. Hay espectáculos creados de la nada más absoluta, tan solo con las manos, y espectáculos con toda un enjambre de hilos que parece imposible poder manejar.

Tenemos programación escolar de lunes a viernes, y este año tengo la suerte de ser una de las voluntarias para acompañar a los peques de preescolar. No me da llegado mañana, para disfrutar de sus caritas y del espectáculo, pero seré sincera, lo que más ilusión me hace es ver la cara de fascinación de mi peque.( Babas)

De jueves a domingo hay programación de sala. Los precios son de lo más asequibles, 4 euros los adultos y 2 euros los niños, y os aseguro por experiencia que vale la pena.

Y el fin de semana la calle se llena de titiriteros por doquier. Se respira un ambiente increible, con actuaciones  simultáneas repartidas por todas las placitas del pueblo. Hay que estudiarse el programa para no perderse ni una. La gente va de un espectáculo a otro entre sonrisas y buen rollo. Esa es la palabra. Buen rollo. Y sin contar los que vienen fuera de programa y se cuelan por las calles para sacarse un dinerito.

A los que vivais cerca os recomiendo que os paseis, os aseguro que volvereis cada año.

Read Full Post »